Los destinos europeos más desconocidos e interesantes

Los destinos europeos más desconocidos e interesantes 1

Cualquier apasionado del turismo al que le encante viajar por todo el mundo descubriendo nuevos rincones, culturas y maneras de vivir sabe que Europa es uno de los continentes donde se encuentra un mayor número de destinos interesantes y especialmente bellos. Muchos de estos son conocidos internacionalmente y reciben cada año multitud de visitantes mientras que otros, con menor proyección mundial, se convierten en pequeñas joyas por descubrir para la gran mayoría.

Precisamente en estos últimos es en los que nos vamos a centrar, en esas ciudades no tan activas turísticamente hablando pero que en absoluto defraudan a quien las visita.

Este sería el caso, por ejemplo, de la ciudad alemana de Burg-Satzvey que será el paraíso para todos aquellos viajeros a los que les apasione la Edad Media. Y es que la misma conserva un impresionante castillo, al que se conoce como Castillo de Agua ya que está rodeado por un gran foso.

En dicha fortaleza, construida en el siglo XIV, se celebran multitud de eventos medievales como fiestas musicales o justas entre caballeros de los que podrán disfrutar todos los visitantes que también tendrán la oportunidad de descubrir el bello paraje natural que la rodea.

Joya de los Países Bajos

Haarlem es otro de los destinos más interesantes de Europa. Esta ciudad, cuyo topónimo fue el que se utilizó para darle nombre al Harlem  estadounidense, se encuentra ubicada en los Países Bajos  y en ella adquieren especial protagonismo el conjunto de construcciones y monumentos que posee.

Así, visitarla supone poder admirar in situ enclaves tales como la Catedral de San Bavón, la Plaza Grote Markt o sus dos museos: el Museo Frans Hals, que destaca por su colección de pinturas de los artistas holandeses de la conocida Edad de Oro, y el Museo Teylers, dedicado a las ciencias y a las artes y que tiene el privilegio de ser el más antiguo de todos los Países Bajos.

Olomouc, en la República Checa; Amiens, en Francia, y Tartu, en Estonia, son otras de esas desconocidas ciudades que te recomendamos descubrir. No te defraudarán.