Londres, una ciudad de contrastes

Londres, una ciudad de contrastes 1

Si buscas nuevas sensaciones en lugares que tal vez ya conozcas, elige Londres, pues siempre ofrece algo nuevo que ver. Además, es uno de los destinos a los que llegan más vuelos diarios con total comodidad y una red de transportes envidiable para desplazarnos en tren, metro y autobuses.

Encanto, glamour, elegancia… Chelsea es un barrio algo «pijo» lleno de casas señoriales que contrasta realmente con el extra radio de la ciudad. Su parques y jardines son los más bellos y cuidados de toda Inglaterra y aquí verás tiendas fashion, donde adquirir piezas únicas a un precio algo más elevado.

Algo parecido sucede en Notting Hill, un barrio residencial de la zona oeste de la ciudad, con un ambiente bohemio y galerías de arte que alegran a gente bien. Es famoso por el carnaval de Notting Hill, que adereza las calles de color en épocas calurosas, es popular en el mundo entero.

Estos barrio teñidos de casas grandes y blancas, contrastan con otras zonas como Chinatown o Picadilly Circus en el centro, donde se realizan mercadillos a todas horas, como en Portobello, un lugar donde intercambiar discos, libros y adquirir aquellas rarezas y reliquias únicas en su especie.

Por otra parte, a la hora de comer, es importante destacar que hay restaurantes de todo tipo, algunos realmente caros, pero que hay que saber buscar y no quedarse con lo primero que vemos. Los pubs ingleses te ofrecen abundante comida típica inglesa, que huyendo de los tópicos, ofrece variedad y pasteles de lujo. Una comida en un pub puede costarte sobre menos de 18 libras, un precio realmente razonable por la cantidad de comida que dan.

Londres es la ciudad que no duerme, la que acoge a todas las étnicas y una riqueza enorme de tiendas, museos, restaurantes y galerías. Ya se sabe que en la variedad está el gusto.

Foto: maese