Londres a la aventura, con el abono de transportes…

Londres a la aventura, con el abono de transportes… 1

Bien, bien, bien… Te has armado de valor, has encontrado una oferta irresistible, te ha hecho con una buena guía de Londres, te has liado la manta a la cabeza y a Londres…. Oooops, pero con muy poco dinero. No pasa nada hay mucho que recorrer, conocer y maravillarte, posiblemente Londres sea uno de los lugares más cosmopolitas, mágicos y hermosos que puedas encontrar en este planeta. Su fama de ciudad cara la tiene bien merecida, claro que con la devaluación de la Libra y cuanto nos cuesta vivir en la zona euro, te aseguro que no te escandalizarás. Además como todos los lugares del mundo, hay opciones de turimo bueno y económico… welcome to London y a su transporte público.

Si vas con poco dinero y muchas ganas de aventura, aléjate de la tentación de los taxis, a no ser que quieras gastarte el presupuesto de tres días en un par de viajes

El sistema de transporte público de Londres te permite perderte, recorrer y llegar a todos los sitios interesantes de la ciudad a través del metro, sus clásicos autobuses de dos plantas, trenes de cercanías, metro de superficie de las Docklands (no te pierdas un paseíto por donde está lo que queda del gran poder financiero) y el transporte público fluvial (maravilloso). Toda esta red cubre totalmente el Gran Londres; es decir la zona central y una zona periférica.

Esta área está organizada en seis zonas circulares concéntricas, desde el centro hacia el exterior. Ahora no dejes de tener en cuenta que la gran mayoría de los sitios que conocer están en el centro, en las zonas 1 y 2 (Heathrow está en la 6), por lo que salvo que quieras ir a conocer una tasca de las afueras, de la que te han hablado maravillas, debes centrarte en estas zonas para tus recorridos, que están totalmente cubiertos por el metro y el autobús.

Lo primero que sorprende al coger el transporte público es la diversidad de razas, lenguajes extraños y vestimentas disímiles que te encuentras, pero no olvides que no puedes abordar ningún tipo de transporte si no has comprado previamente un ticket. La tarifa del metro varía de acuerdo a las zonas que vas a recorrer en tu viaje. Si vas en metro, puedes cambiar de línea libremente dentro de la zona establecida y llegar rápida y fácilmente a tus destinos.

Tanto el metro como los autobuses están en funcionamiento desde las 5 hasta las 24 horas, aunque también, como en todas las grandes ciudades hay servicios nocturnos, muy valiosos si decides lanzarte a la vida nocturna.

Casi nadie que utilice el transporte público en Londres paga por un solo viaje, no lo hagas si no quieres quedarte con la sensación que te han asaltado. Es mucho mejor que compres un ticket múltiple (algo así como el mítico bonobús), el que te costará mucho más barato.

Para los viajeros, el mejor lugar para comprar estos billetes son las estaciones de metro o en puntos de venta en las estaciones de autobuses, donde además puedes pedir información sobre como llegar a los sitios, también puedes comprarlos en muchas tiendas y kioscos de periódicos, al mismo precio que en las estaciones, aunque cuidado con la información que te den, si es que puedes entender acentos rarísimos.

La mejor opción y la más económica también si estás de visita, es la de comprar una Travelcard, que puede ser por uno o por tres días y te permite viajes sin límites dentro de las zonas solicitadas, insisto en que lo mejor es coger las zonas 1 y 2, salvo que las condiciones de tu viaje o tus planes te lleven fuera del centro. El precio variará, además por el segmento horario de tus viajes, te recomiendo cogerla en horas no punta, no veas la diferencia de precios. Ah y si vas con niños, también hay descuentos y pases libres para ellos.

Y para acabar, cuando pasees por la orilla del Támesis, no dejes de abordar un barco del sistema de transporte público y podrás darte un tour fluvial contemplando la ciudad (es maravilloso) sin gastarte ni un euro de más… y en cuanto al hospedaje, también hay hoteles baratos en Londres, lo mismo que la comida, pero de esos ya hablaremos otro día, de momento comienza a buscar vuelos baratos

Foto: http://www.wildberrys.org.uk/blog_archive/blog_05_08.html