Lahore, para los más aventureros

Lahore, para los más aventureros 1

Lahore es la segunda ciudad más grande de Pakistán, después de Karachi, y se encuentra muy cerca de la frontera con la India. Este país tiene tras de sí una gran riqueza histórica y cultural, y eso se refleja también en la importancia que dan allí a la educación, a la familia y a la religión, donde un  %97 de su población es musulmana.

Esta zona del país es más abierta que la parte del noroeste (que limita con Afganistán), donde se encuentra el Pakistán más conservador y tradicionalista, aunque siempre hay que tener un poco de cuidado en estos lugares tan diferentes a los que acostumbramos a visitar.

Así, Lahore, que durante su larga historia a pertenecido a musulmanes, mongoles o británicos, es una ciudad a la que pocos turistas han llegado hasta ahora, por lo que le queda prácticamente todo por descubrir.

Los lugares de visita imprescindible son:

Fuerte y Jardines de Shalimar: se trata de un conjunto de edificios y jardines construídos por orden de un emperador mongol llamado Shah Jehan para su amada y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1981 (aunque debemos decir que hoy en día está en peligro).  La visita es francamente impresionante.

Mezquita Badshahi: otro de los lugares más bonitos de la ciudad, es indispensable ver esta mezquita azul, tanto si os gusta la arquitectura como si no.

Frontera de Wagah: es el único puesto fronterizo por carretera entre la India y Pakistán y ver la ceremonia que realizan los soldados indios y paquistanís es una experiencia cultural realmente intensa.

Minar-e-Pakistán: otro de los lugares más emblemáticos de la ciudad, esta no muy alta torre-mirador es un lugar donde se puede ver bien reflejada a la sociedad pakistaní; no os decimos más…

Las tumbas de Jehangir, Anarkali y Ali Hajvery: como bien dice su nombre, aquí se encuentran los monumentos a estas ilustres personalidades de la zona.

Museo de historia de Lahore: data de la época británica de la ciudad y ofrece estupendas colecciones, tan fascinantes y diferentes como la de caligrafía persa, por ejemplo.

También os recomendamos visitar la Universidad, ya que siempre es fuente de actividades culturales.

Lahore es una ciudad de la que tenemos aún todo por conocer, ¡adelante!

Foto: Flickr