La Torre del Oro en Sevilla

La Torre del Oro en Sevilla 1

 

Hay lugares y monumentos universales que, con solo verlos en una fotografía, podemos decir su nombre y situarlos correctamente sobre el mapa. En España contamos con muchos de ellos, y concretamente en Sevilla,  la Torre del Oro es uno de esos alicientes universales. Además, sea cual sea el rincón en el que tengáis vuestros hoteles Sevilla, este monumento os quedará muy fácil de visitar.

Construida por los almohades en el siglo XIII, la Torre del Oro formaba parte en su origen del recinto amurallado del Alcázar y, durante muchos siglos, sirvió como centinela y torre de vigilancia del puerto de Sevilla, especialmente durante la época dorada de la Edad de los Descubrimientos. Precisamente una pesada cadena de hierro se extendía desde la torre hasta la otra orilla, con el fin de controlar el tráfico de entrada y salida de los barcos.

Dicen que la torre lleva ese nombre por los azulejos que decoraban la parte superior y que, al reflejarse con el típico sol sevillano, brillaban y producían un destello que podía verse a kilómetros de distancia. También se cuenta que era por el hecho de haber servido de almacén para gran parte del oro que venía de América y llegaba al puerto sevillano.

Lo que sí es cierto es que, además de ser uno de los grandes emblemas de la ciudad, a lo largo de sus más de ochocientos años de historia ha tenido múltiples usos. Torre de vigilancia, recinto aduanero, capilla, cárcel y, hoy en día, Museo Naval, con una interesante colección relacionada con la historia marina de Sevilla. También surgen leyendas que hablan de haber servido como refugio a las damas que cortejaba el rey Pedro I el Cruel.

Torre de más de 36 metros de altura, con sus almenas, la parte superior, muy característica, es bastante posterior, ya que fue construida en el siglo XVIII. A pesar de su aspecto actual, en el siglo XVII cayó casi en la ruina, de ahí que tuviera que ser totalmente restaurada y adecentada, al igual que tras el terremoto de Lisboa de 1755.

Hoy nadie duda que la Torre del Oro es uno de los símbolos de Sevilla, uno de esos monumentos que, se vean donde se vean, sabemos todos localizar perfectamente.

Foto Vía Travel Evdokia