La Latina, la esencia del Madrid de los Austrias

La Latina, la esencia del Madrid de los Austrias 1

Cualquier persona que tenga pensado viajar a Madrid para conocer los rincones más emblemáticos y bellos de la capital española no puede dejar pasar la oportunidad de conocer uno de sus barrios más pintorescos, castizos y con identidad propia: el Barrio de La Latina.

Muchos son los hoteles en Madrid céntricos  que le permitirán alojarse muy cerca de esta zona que se incluye dentro del área más antigua de la urbe, la que se conoce como el Madrid de los Austrias.

Arquitectónicamente el barrio mantiene algunas construcciones y estructuras urbanísticas que son propiamente medievales, no obstante, la mayor parte de la esencia del mismo es propia del siglo XIX. Así, las calles estrechas, multitud de plazas y un marcado carácter popular hacen de La Latina uno de los órganos vitales de Madrid.

Un carácter popular, el citado, que se mantiene de épocas pasadas donde las rúas de la zona albergaron se convierten en el escenario algunos de los episodios más importantes de la ciudad. Entre los mismos se puede destacar, por ejemplo, de las ejecuciones multitudinarias de personajes tan relevantes como el bandolero Luis Candelas o el general Rafael de Riego.

Y eso sin olvidar que aún en sus calles se mantienen en pie antiguos edificios que ejercieron como refugio para perseguidos políticos o como posadas para los viajeros que atraídos por sus señas de identidad decidían conocer Madrid.

Cosas que hacer en La Latina

Cualquier persona que llegue al barrio que nos ocupa no puede dejar pasar la oportunidad de llevar a cabo varias acciones:

  • Dar un paseo por la Plaza de la Cebada. El corazón de La Latina es, sin lugar a dudas, este espacio abierto que tiene el privilegio de ser una de las plazas más antiguas de la urbe. Precisamente en ella en el pasado tuvieron lugar muchas ejecuciones pero hoy es un rincón para disfrutar del ocio y es que no sólo está junto a ella el ya mítico Teatro de La Latina sino que también a su alrededor hay multitud de bares donde disfrutar de las tapas o bien de las actividades culturales que organizan los vecinos.
  • Visitar la Basílica de San Francisco el Grande. En el siglo XVIII fue cuando se levantó este templo neoclásico que es el más importante de la zona ya que conserva obras de grandes artistas como Goya. Sin olvidar tampoco que su cúpula está catalogada como una de las mayores de la religión cristiana.
  • Tapear. Cualquier turista que llegue a Madrid y quiera disfrutar del tradicional tapeo debe encaminarse hasta La Latina pues en ella existen multitud de locales que ofrecen esta alternativa. Así, el Retrobar o la Taberna La Flamenca son algunos de los mejores establecimientos para disfrutar de unas cañas en compañía de amigos mientras que también se puede disfrutar de restaurantes como Casa Lucio.
  • De compras por El Rastro. Los domingos el barrio se llena de más bullicio que nunca pues las calles se convierten en grandes puestos ambulantes donde se pueden encontrar todo tipo de productos, es lo que se conoce como el El Rastro.

¿Te animas a conocer La Latina?