La Iglesia de San Olav en Tallin

La Iglesia de San Olav en Tallin 1

Cada vez me gusta más Tallin, la capital de Estonia. No sé si será por ser uno de esos descubrimientos turísticos que consideras como un tesoro, por su centro histórico Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, o por sus colores brillantes bajo el sol. Lo que está claro es que me sentí prendado de esta ciudad desde el principio.

Cada vez son más los turistas a los que les sucede lo mismo que a mí. Si llegáis en alguno de los cruceros que surcan el Báltico, veréis una hermosa ciudad de tejados rojos y torres puntiagudas. Precisamente una de esas torres corresponde a la bellísima Iglesia de San Olav, el mejor lugar para contemplar unas vistas de Tallin fascinantes.

Porque, ¿sabíais que la Iglesia de San Olav era el edificio más alto de Europa durante la Edad Media?. Pues sí, con su torre de 124 metros de altura, a la que, claro está, podemos subir, es el orgullo de todos los estonios. Construida en 1267, su historia tiene una serie de curiosidades tan interesantes como su propio mirador.

El nombre de esta iglesia hace referencia al rey noruego de aquella época. Dicen que la construyó un artesano que se ofreció a trabajar gratis si los ciudadanos de Tallin adivinaban su nombre. El hombre trabajó bastante, por cierto, ya que la torre original tenía 154 metros de altura. Un incendio la dejó en sus 124 actuales.

Dicen los registros históricos, que esta torre se construyó así de alta con idea de que los comerciantes marítimos la vieran desde el mar y se sintieran atraídos por ella, llegando con sus barcos y mercancías a Tallin. Vaya, además de haber sido el edificio más alto de la Edad Media, posiblemente sea el primer anuncio publicitario de la historia, ¿no?.

La subida a la torre merece muchísimo la pena. Ya os imaginaréis que se han de subir bastantes escalones. Tranquilos, con calma, y preferiblemente por la mañana temprano, para no tener que dejar paso constantemente a los turistas que bajan. Una vez arriba las vistas son increíbles: el puerto de Tallin, el Mar Báltico, los tejados rojos, la catedral… Podéis pasear por la pasarela del tejado, y echar unas fotos estupendas.

Yo que vosotros no dudaba en acercarme a la Iglesia de San Olav y su espectacular torre si estuviera de turismo en Tallin. La ciudad merece la pena pasearla y disfrutarla, tanto desde el suelo como desde las alturas.

Foto Vía 1 Month in Tallin

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar