La Fortaleza de Yedikule en Estambul

La Fortaleza de Yedikule en Estambul 1

 

Estambul, además de medinas, palacios y mezquitas, es un laberinto de murallas, castillos y fortalezas. Si habéis tenido la oportunidad de hacer un pequeño crucero por el Bósforo, desde el barco divisaréis el amplio recorrido del recinto defensivo de la ciudad. De mil y una batallas han sido testigos esos viejos muros.

Precisamente desde el mar, y en el horizonte de las murallas terrestres de Estambul (que hay que diferenciar de las murallas marítimas) se halla la recia silueta de la Fortaleza de Yedikule, que en castellano vendría a ser algo así como la de las Siete Torres. En realidad se trata de una fortaleza pentagonal, cuyas siete torres están unidas por férreos muros. Si en vuestra lista de qué ver en Estambul se hallan las murallas de la ciudad, este rincón es de visita imprescindible.

Para llegar a esta zona de la ciudad se puede tomar un tren desde Sultanahmet, que os deja a unos 500 metros de la fortaleza. Quizás no se conserven en el mejor estado posible, pero su carácter histórico nos lleva hasta ella. No en vano se trata de una de las fortalezas más antiguas de Estambul. Ya se celebraban victorias a sus pies en el siglo V, aunque desde entonces fue cambiando de aspecto hasta su situación actual.

La Fortaleza de Yedikule fue construida, junto con el resto de los más de seis kilómetros de murallas, por Teodosio I y Teodosio II en el siglo V. En su origen fue emplazada en la antigua Puerta de Oro (dos de sus torres formaban precisamente parte de esta puerta), la principal entrada a la ciudad de Estambul en la época. Esto explica la poderosa rigidez de sus muros y lo terrible y recio de su aspecto.

La visita es fascinante ya que se puede subir a cada una de las torres, a través de escaleras serpenteantes, y disfrutar de una vista panorámica de Estambul impresionante, o bien visitar el recinto y las mazmorras, con antiguos instrumentos de tortura. Cuentan las viejas leyendas e historias que esta fortaleza fue la última morada de muchos de los prisioneros de guerra del sultán otomano.

A decir verdad, la Fortaleza de Yedikule es un pequeño reducto de un amplio recorrido de murallas que podéis hacer en Estambul. Merece la pena embarcarse en la aventura de conocer el antiguo recinto defensivo de esta ciudad.

Foto Vía Pavel A

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar