La Barcelona romana

La Barcelona romana 1

Barcelona es una ciudad con mucho encanto, una ciudad cosmopolita donde la historia hace su aparición a cada esquina. La magia de la ciudad, además, se extiende a sus alojamientos, por lo que podremos encontrar hoteles con encanto en Barcelona. La ciudad fue fundada pocos años a.C., por lo que sus calles aún poseen atracciones y lugares que visitar de aquella época.

Si hemos llegado uno de esos hoteles con encanto y no sabemos por donde comenzar a visitar la ciudad, no es mala idea comenzar por hacer una ruta que nos lleve a los inicios mismos de la ciudad. Visitar la Barcelona romana es toda una caja de sorpresas, la visita a los restos arqueológicos de aquella época nos enseñarán cómo ha cambiado la ciudad, cómo fue su formación.

Barcino, el nombre romano de Barcelona, ha dejado un legado valiosísimo que podremos conocer en una ruta por el Barrio Gótico, emplazamiento del primer recinto amurallado y casco histórico de la ciudad.

Podemos comenzar por visitar el perímetro de la muralla romana, la cual nos llevará hasta la plaça Nova, la calle Tapineria o la plaza de Ramón Berenguer, donde se encuentran restos de la muralla. Precisamente en este último emplazamiento se encontraba una de las puertas de acceso a la ciudad. Dos torres de la muralla dan a entender que por aquí entraban carruajes y peatones hace más de dos mil años. A un lado, junto a la casa de l’Ardiaca, podemos disfrutar de una copia moderna de uno de los dos acueductos que abastecía Barcino, de hecho desde aquí salía una de las vías más importantes de la colonia romana, el antiguo Cardus, hoy denominado como la calle del Bisbe, que se cruzaba de ahí a pocos metros con el Decumanus, la actual Baixada de la Llibreteria.

Su punto concreto de intersección es la actual plaza Sant Jaume, lugar donde se ubicaba antiguamente el Fórum romano. Cerca, en la calle Paradís, podremos ver cuatro columnas del templo de Augusto, concretamente en el interesantísimo Centre Excursionista de Catalunya. Si vamos hasta la plaça del Rei, en el Museu d’Història de Barcelona podemos visitar un interesante conjunto arqueológico de la antigua ciudad de Barcino. Fuera del recinto, en la que hoy es la plaza de la Villa de Madrid se pueden ver, salidos como de la nada, hasta 70 tumbas de la antigua necrópolis, desde luego el punto escalofriante de la visita.

Foto Vía: Canaan