Indonesia, el país de las 17.000 islas

Indonesia, el país de las 17.000 islas 1

No cabe duda que tomar un vuelo a Jakarta es garantía de unas vacaciones de ensueño en uno de los países más bellos y de más contrastes del mundo. De hecho, la República de Indonesia está formada por miles de islas que ofrecen todas las opciones imaginables: desde playas de fina arena blanca hasta selvas tropicales, ciudades espectaculares y pintorescas aldeas que parecen ancladas en el pasado más remoto.

El país presenta una gran diversidad también en el ámbito socio-cultural, con más de 200 etnias diferentes que suman una población de 215 millones de personas, repartidas por las islas principales de Sumatra, Java, Bali, Kalimantan (antiguamente Borneo), Sulawesi (antiguamente Celebes), las islas Molucas y Papua. La isla de Bali es uno de los clásicos del turismo internacional, gracias a sus tradiciones ancestrales, tan atractivas para los visitantes de todo el mundo, pero el archipiélago a caballo entre Asia y Oceanía tiene infinitos atractivos históricos y naturales que vale la pena descubrir si podemos permitirnos una estancia razonablemente larga.

Indonesia destaca especialmente por sus selvas tropicales, repletas de especies únicas como el dragón de Komodo, el orangután o el rinoceronte de Java, además de miles de variedades de aves multicolores y ejemplares de orquídeas tan bellas que son difíciles de imaginar por su variedad e intrincadas formas. En cuanto a sus monumentos, aquí podremos disfrutar de vetustos templos que nos harán pensar que vivimos una auténtica película o libro de aventuras.

Para los más urbanitas, ciudades como su capital Jakarta cuentan con todo lo que una gran capital puede ofrecer, además de un carácter propio, un comercio y actividad económica bulliciosos y activos. De la misma menera, otras urbes como Bandung, Surabaya o Makassar también tienen su particular atractivo, y en todo el país podemos degustar una gastronomía exótica y variada, con establecimientos de todo tipo, desde los más modesto a los más apropiados para verdaderos gourmets

Foto: Mac Coates