Historia y cultura en Guatemala

Historia y cultura en Guatemala 1

Guatemala es uno de los principales destinos turísticos de América Central, gracias a sus abundantes atractivos, tanto naturales como culturales. En particular, destaca la presencia de valiosas ruinas de la cultura maya, verdadero orgullo para el país y, además, uno de los principales valores patrimoniales que atraen cada año a miles de visitantes.

En una relativamente pequeña extensión de 108.889 kilómetros cuadrados podemos encontrar una enorme diversidad de paisajes y climas que se reparten entre las zonas costeras del Océano Pacífico y el Caribe hasta las altas cumbres de la zona central, y también una impresionante riqueza cultural ya que, pese a que el idioma oficial es el español, la población habla una variedad de idiomas indígenas, fruto de la larga historia de la civilización en este paraíso; una riqueza que un vuelo a Guatemala puede hacer palpable para nuestro disfrute vacacional.

El país es rico en tradiciones milenarias, que cuentan con una interesante visión del mundo, siempre íntimamente ligada a la relación de simbiosis entre el hombre y la naturaleza, dando como resultado espectaculares construcciones en plena selva, que constituyen una experiencia que podemos situar entre la aventura y el turismo cultural más tradicional. No en vano, la historia de los antiguos mayas se remonta a hace más de 3.000 años y llega hasta la actualidad con valores familiares que perduran aún entre sus descendientes más directos.

Así, en Guatemala abundan también los lugares considerados sagrados por los antiguos pobladores, que además de templos de imponente construcción, incluyen enclaves como la Laguna de Chicabal, en San Martín Sacatepéquez, Quetzaltenango; la Cueva de Chicoy en Purulhá, Baja Verapaz; el Cerro de Kaj Juyub en Rabinal, Baja Verapaz; el Parque Arqueológico Takaliq A’baj, los sitios sagrados de K’umarcaaj y Belejeb Tzi’, Kaminal Juyú, en ciudad de Guatemala, y un sinfín de sitios arqueológicos como los de Mixco Viejo, Ceibal, Ixlu, Ixkun, Nakbé, Iximche o la Acrópolis de El Baúl.

Foto: Dennis Jarvis