Guía para los JJ.OO. de Londres

Guía para los JJ.OO. de Londres 1

Este año la ciudad de Londres acoge los Juegos de la XXX Olimpiada, una ocasión única para visitar esta maravillosa ciudad durante un evento irrepetible. El día 27 de julio se celebrará la Ceremonia de Apertura, en una espectacular presentación al mundo de lo que la ciudad es capaz de organizar, y que será seguida por más de 1.000 millones de personas por televisión en todo el mundo. Desde luego, si tenemos pensado realizar un viaje a Londres este año, durante los juegos podremos disfrutar de un ambiente de excepción.

Sin embargo, conviene pensar con antelación si queremos asistir a alguna de las ceremonias o a alguna de las jornadas de competición en directo, ya que, aunque la capital británica dispone de una amplísima oferta hotelera, la ocupación de los alojamientos puede ser muy grande durante los juegos y la disponibilidad de entradas para ciertos deportes de amplia tradición olímpica y seguimiento puede ser escasa.

Así que recomendamos, en primer lugar, reservar con suficiente antelación un hotel bien comunicado con las zonas olímpicas, o incluso un «bed-and-breakfast», de los que encontramos una gran variedad de categorías y precios. Eso sí, preparémonos para pagar un sobreprecio, dada la importancia del evento y las fechas en que se celebra. En la página web oficial, podemos encontrar (en inglés y francés) información sobre el alojamiento, que dispone de cerca de 100.000 plazas hoteleras en toda la zona de influencia de la metrópolis inglesa.

Por otra parte, es conveniente, como ya hemos mencionado, adquirir de forma anticipada las entradas para los eventos y competiciones de nuestro interés, teniendo en cuenta que algunas se pueden agotar en breve. El acceso a los lugares de celebración de las distintas disciplinas deportivas, repartidos a todo lo largo y ancho de la ciudad, está asegurado por una excelente red de transporte público, y la organización proveerá, además, de servicios especiales para cumplir con las expectativas del numeroso público que se concentrará durante los Juegos Olímpicos.

Foto: Matt Brown