Glasgow, de la industria a la cultura

Glasgow, de la industria a la cultura 1

La ciudad de Glasgow, tras una larga historia como capital industrial de Escocia, se ha convertido en un atractivo centro turístico y cultural. La reconversión de la ciudad ha hecho que muchos antiguos edificios hayan encontrado nuevos usos en los últimos años y se ha pasado de una situación de incertidumbre sobre el futuro de la ciudad a un esplendor que se hacía difícil presagiar en una época de cierta decadencia.

Aunque su rival escocesa, Edimburgo, se lleva gran parte del flujo turístico hacia la mitad norte de Gran Bretaña, hoy en día es fácil encontrar vuelos a Glasgow a buen precio y desde los principales aeropuertos de Europa para conocer esta preciosa y acogedora ciudad. En ella encontraremos museos, festivales culturales, la más moderna arquitectura, un sinfín de lugares para hacer compras y una dinámica vida nocturna. Además, también vale la pena aprovechar la visita para hacer una ruta por el valle del Clyde, hacia el sur, lleno de encanto rural, y hacer una parada en New Lanark, declarada Patrimonio de la Humanidad.

En Glasgow encontraremos multitud de interesantes museos, como el novísimo Riverside Museum, un moderno ejemplo de arquitectura contemporánea diseñado por la iraní Zaha Hadid, que acoge el importante patrimonio marítimo de la ciudad; el Hunterian Museum, recientemente reformado, centrado en el arte escocés de todos los tiempos; o la Kelvingrove Art Gallery & Museum, que cuenta con una siempre estimulante programación de exposiciones temporales.

No nos podemos perder The College of Piping, el centro de enseñanza de la gaita más antiguo de escocia; la Catedral, magnífica muestra de arquitectura medieval; las City Chambers, sede del Ayuntamiento; el St Mungo’s Museum of Religious Life & Art; Provand’s Lordship, la casa más antigua de Glasgow, o la Necrópolis, un original ejemplo de arquitectura y diseño.

Foto: qyphon