Fiesta y cultura en Tenerife

Fiesta y cultura en Tenerife 1

El encanto de la isla de Tenerife es de sobras conocido en todo el mundo, fundamentalmente gracias a sus fantásticas playas y a su naturaleza única. Pero esta maravillosa isla tiene mucho más que ofrecer a los viajeros de toda procedencia que cada año la eligen para pasar sus vacaciones, dándoles la oportunidad de descubrir nuevas e interesantes tradiciones y fiestas populares o de ampliar sus conocimientos sobre la historia y todas las civilizaciones que han dejado su huella en el archipiélago canrio.

Una de las fiestas más conocidas de entre las que se celebran en la isla cada año es su famoso carnaval, uno de los más multitudinarios de Europa. Gracias al clima templado de estas latitudes la fiesta por excelencia del invierno pasa a tomar las calles de Santa Cruz de Tenerife, que se llena de música, disfraces, cabalgatas y sobre todo diversión, mucha diversión. De hecho, tanta que las fiestas se alargan hasta el fin de semana siguiente al «entierro de la sardina», teórico colofón de la fiesta. Además, destacan actos como la elección de la reina, las comparsas, murgas, rondallas y agrupaciones musicales.

Una vez acaba el Carnaval, o para aquellos que no gustan de aglomeraciones y prefieren emplear su tiempo libre en actividades más pausadas, podemos descubrir sin mucho esfuerzo que un viaje a Tenerife tiene también alicientes relacionados con la cultura, como por ejemplo algunos de los museos repartidos por toda la isla, como el Centro de Interpretación de las Ruinas del Castillo de San Cristóbal, la Casa de los Balcones, la Casa del Vino, los museos de Antropología e Historia de Tenerife, el Museo de la Ciencia y el Cosmos, el de la Naturaleza y el Hombre…

También vale la pena visitar el Museo Iberoamericano de Artesanía, el Museo Municipal de Bellas Artes o, para los amantes del arte contemporáneo y la arquitectura de vanguardia, el TEA (Tenerife Espacio de las Artes), cuyo edificio, obra de los arquitectos Jacques Herzog, Pierre de Meuron y Virgilio Gutiérrez aporta un nuevo valor al rehabilitado casco antiguo de Santa Cruz.

Foto: jtoledo