Esquí en el Pirineo Catalán

Esquí en el Pirineo Catalán 1

Algunas de las mejores pistas de esquí del mundo se hallan en los Pirineos Catalanes. Muchas de ellas tocando a Andorra, ofrecen diversión para los amantes del deporte blanco con máximas prestaciones y servicios de primera línea.

Cuenta con 16 estaciones de esquí, de las cuales 10 son ideales para el esquí alpino y 8 para el nórdico. Si elegimos el esquí en Baqueira, nos encontraremos con un lugar exclusivo y con glamour que es elegido por famosos y personajes relevantes de la vida social, como la familiar Real española.

Los Pirienos Catalanes suman un total de 330 pistas de esquí alpino, lo que corresponde a 400 kilómetros esquiables. Descubriremos un poco de todo, desde pistas más fácil a otras realmente complicadas, la práctica del esquí a fondo, excursiones con raqueta, snowpark y hasta motos de nieve para que la aventura sea todavía mejor.

Otras de las pistas más conocidas de estos valles son Masella, La Molina, Boí Taüll, Vallter 2000 o el Vall de Núria, destinos ideales durante la temporada de otoño-invierno que atraen a un gran número de visitantes y deportistas con amigos o bien con toda la familia.

Entre montañas, las estaciones nos ofrecen mundos blancos cargados de tentaciones. Y que se realizan una gran cantidad de actividades para el disfrute de todos, ya sea poder hacer cursos de iniciación, esquí nocturno y, durante Nochevieja, la fantástica bajada de las antorchas por la noche que llena esta atmósfera de un paisaje único.

Los hoteles y área de restauración son de alta calidad, pues reúnen una cocina de montaña muy sabrosa y contundente que mezcla lo mejor de la gastronomía catalana con platos de caza, perfectos para los meses más fríos. La carne de ternera, las setas, los embutidos, los quesos de cabra o bien de oveja que se realizan en las montañas y los patés están entre los alimentos más destacados.

Foto: javi sas