Espacios protegidos de Fuerteventura

Espacios protegidos de Fuerteventura 1

 

La isla de Fuerteventura, una de las más desconocidas del archipiélago canario, es por ello mismo una de las islas más interesantes de Canarias. Si estamos en uno de los hoteles en Fuerteventura, uno de nuestros consejos es ir a visitar los espacios naturales de la isla, que pueden perfectamente completar una estancia de sol, playa y relajación.

Uno de los espacios protegidos de más interes en Fuerteventura, son las Dunas de Corralejo y Lobos, ubicados en la parte norte de la isla y abarcando un gran campo de dunas. Dentro de este campo de dunas podremos encontrar el Parque Natural de Islote de Lobos, una pequeña isla ubicada a un par de kilómetros de Fuerteventura y l parte del Parque Natural de Corralejo, ubicado en un sector de Malpaís.

Es precisamente Maplaís el segundo lugar natural que recomendamos visitar. Este increible espacio, un paisaje totalmente volcánico, tuvo su última actividad volcánica hace aproximadamente 10.000 años y desde entonces parece no haberse recuperado a nivel de «vida». No obstante, dio a las generaciones futuras hasta hoy en día un hermoso monumento natural que apenas ha sido transformada al cabo de los años.

Por último, el último paraje natural de Fuerteventura que recomendamos es la Montaña de Tindaya, una hermosa mole maciza que posee en su cima unas extrañas inscripciones que seguramente son de carácter religioso y hechos por los aborígenes de la isla. Es seguramente uno de los lugares que más veremos en nuestra visita a la isla, y es que se puede ver casi desde cualquier ubicación del norte de Fuerteventura.

En fin, una visita sorprendente, que nos enseña que Fuerteventura es algo más que una isla escondida en las islas Canarias, algo más que un destino de sol y playa. Fuerteventura es una isla que hay que recorrer y descubrir, disfrutar.

Foto Vía: Mataparda