Elevador Lacerda, símbolo de modernidad en Salvador de Bahía

Elevador Lacerda, símbolo de modernidad en Salvador de Bahía 1

Si estamos de vacaciones Salvador de Bahía, no podemos dejar la ciudad sin ver o visitar el Elevador Lacerda. Pese a que un buen paseo por la ciudad nunca dejará de lado este monumento, hay que saber que se trata de uno de los puntos turísticos más importantes de la ciudad más allá de la cultura y las playas de esta importante ciudad brasileña.

Levantado por el ingeniero Augusto Gederico de Lacerda, el invento se levantó utilizando partes de acero que se importaron desde Inglaterra. Pese a su aparente modernidad, el ascensor empezó a construirse en el año 1869 y se inauguró cuatro años más tarde con el nombre de «Elevador Hidráulico da Conceiçao«. Popularmente se la conoció con otros nombres, pero ya desde 1896 será conocido con el nombre de su ideador: Elevador Lacerda.

No en vano, la idea de Lacerda convirtió a este ascensor en el principal medio de transporte entre la parte alta y baja de la ciudad y pese a que inicialmente fue ascendiendo y descendiendo con dos cabinas, hoy en día posee cuatro canias electrificadas con capadidad de hasta 20 personas en cada una de ellas.

Desde el año 2006 está protegido por el Instituto del Patrimonio Histórico y Artístico Nacional y desde lo alto de sus torres se puede obtener una impresionante vista de la Bahía de Todos los Santos y del conocido Mercado Modelo.

En cuanto a sus datos, el elevador posee nada menos que 72 metros y llega a transportar hasta 900 mil pasajeros por mes o lo que es lo mismo, unas 28 mil personas al día. Hoy día, el recorrido dura más o menos medio minutos.

En fin, uno de los símbolos y atractivos de la ciudad. El Elevador Lacerda es sin duda un lugar a visitar, conocer y utilizar si vamos a Salvador de Bahía.

Foto Vía: Mario Carvajal