El Templo de Pashupatinath en Katmandú

El Templo de Pashupatinath en Katmandú 1

Me fascinan las diferentes culturas que casi abarrotan el continente asiático. Se podría decir que, a medida que vamos descubriendo en él lugares y ciudades, hay detrás de ella una cultura distinta que la embellece mucho más. Precisamente es lo que le ocurre a Nepal, donde la belleza y la cultura van íntimamente ligadas.

Sería imposible hablar en un sólo artículo de todos los lugares recónditos y maravillosos que tiene este país. Por eso hoy os quiero descubrir uno de mis últimos descubrimientos. Se trata del Templo de Pashupatinath, el templo hindú más grande del mundo. Si tenéis pensado hacer vuestra reserva de vuelos low cost a Nepal, este templo es visita más que imprescindible.

El Templo de Pashupatinath se halla apenas a cuatro kilómetros al este de Katmandú, a orillas del río Bagmati. Es una pena que sólo puedan acceder a él los hinduistas, aunque, con la gran cantidad de turistas que se agolpan a su alrededor, es comprensible que quieran mantener sus tradiciones y considerarlo un recinto sagrado.

Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es también el templo más antiguo de Katmandú. Para los que piensen que hasta aquí se viene solamente a ver el templo, se equivocan. Las sorpresas saltan por todas partes. Y nunca mejor dicho lo de saltar, ya que en los árboles de los alrededores saltan cientos de monos.

Los fieles devotos entran y salen del templo, acostumbrados a la presencia de los monos, y de los sadús, los santones que se dedican a la vida contemplativa. Para que os hagáis una idea, los sadús son esos hombres extremadamente delgados, de largas barbas, y que se pintan el rostro y el cuerpo de vivos colores.

Imaginaros la experiencia tan fascinante que supone tener un alrededor así. ¿A quién le importa, cuando llega a los pies del templo, no poder entrar en él?. Podéis incluso haceros una foto con los sadús, a cambio de una propina. Si se lo pedís con educación, a ellos no les importará en absoluto.

Los turistas nos quedamos en la otra orilla del río Bagmati. La verdad que es dónde mejor se ve el templo. Es el típico templo con forma de pagoda tan característico en Asia. Seguro que cuando regreséis a casa, y enseñéis las fotos del Templo de Pashupatinath en Nepal, todo el mundo quedará enamorado de él.

Foto Vía Picasaweb