El Panteón Nacional de los Héroes en Asunción

El Panteón Nacional de los Héroes en Asunción 1

La capital paraguaya se ha ido modernizando poco a poco y cada vez son más los enormes edificios que pueden verse en su horizonte. Sin embargo, sigue conservando para los turistas ese carácter tradicional y popular. Las raíces de todo un pueblo jamás estarán nunca a la sombra de esos rascacielos que forman parte de la idiosincracia financiera de la ciudad.

Uno de los lugares de visita obligada si tenéis reservados vuestros vuelos baratos a Asunción es el Panteón Nacional de los Héroes, situado en pleno centro de la capital, en la Plaza de los Héroes. Conocido también como el Oratorio de la Virgen de la Asunción es un edificio construido a finales del siglo XIX y principios del XX, y contiene un enorme legado cultural, histórico y patrimonial para todos los paraguayos.

Aquí yacen los restos de algunos de los hombres más insignes de la patria, además de estar reconocido como uno de los Siete Tesoros del Patrimonio Cultural Material de Asunción. Se puede visitar perfectamente, ya que la entrada es gratuita, y a muchos nos recuerda al significado especial que tiene para los parisinos Les Invalides, donde se halla enterrado Napoleón.

Su interior es bastante grande y cuenta con infinidad de detalles de todo tipo. Su fachada, totalmente neoclásica, al estilo del Partenón con sus columnas, nos invita ya a una visita espléndida. Se podría decir que el panteón se divide en tres contiendas: la Guerra de la Independencia, la Guerra de la Triple Alianza y la Guerra del Chaco. En el interior veréis lápidas con los restos de los hombres más insignes de cada una de estas guerras.

Precisamente solo se pudo terminar el panteón tras la conclusión de la Guerra del Chaco, siendo inaugurado el 12 de octubre de 1936. Uno de los espacios más visitados es el propio Oratorio de la Virgen de Santa María de la Asunción, patrona del Paraguay.

Creo que más allá del enorme valor y belleza arquitectónica del panteón, para los paraguayos simboliza mucho más. Allí se concentra buena parte de su historia, el valor y el arrojo de unos hombres que defendieron con sus vidas el sentir de todo un pueblo. Sin duda alguna, hay que visitar con sumo respeto un edificio que se considera más que un monumento. Se trata del orgullo patrio de toda una nación, como es el Paraguay.

Foto Vía Venelogia