El Palacio de Miramar en San Sebastián

El Palacio de Miramar en San Sebastián 1

 

San Sebastián es una de las ciudades españolas más bonitas en las que he estado. Cualquier época del año es buena para visitarla. El sol del verano, el bullicio en sus playas, la bohemia oscuridad del invierno, que huye por las callejuelas de la parte vieja, la fina cortina de niebla y lluvia de la mañana otoñal…

San Sebastián es un paseo por la Bahía de la Concha. Bien temprano por la mañana o a la caída de la tarde, partiendo desde los pies del Monte Igeldo y disfrutando de las maravillosas vistas. A la altura del Pico del Loro, el promontorio que separa la Playa de Ondarreta y la de la Concha, nos toca apreciar la elegante presencia del Palacio de Miramar, hoy rodeado de un hermoso parque, y que en verano alberga los Cursos de la Universidad Vasca.

El Palacio de Miramar es una de las estampas más emblemáticas que aparecen en las fotos de San Sebastián. Fue construido en 1893 por encargo de la Familia Real española, quien a mediados del siglo XIX escogió San Sebastián como residencia de verano. Tanto es así que la Reina María Cristina, viuda del rey Alfonso XII, encargó al arquitecto inglés Selden Wornum el palacio que hoy vemos.

Aunque el palacio pasó por numerosas manos, desde agosto de 1972 es propiedad del Ayuntamiento de San Sebastián. A día de hoy tanto en el palacio como en sus magníficos jardines exteriores se celebran diferentes eventos, como el Festival de Cine de San Sebastián o los Cursos de Verano de la Universidad del País Vasco. También alberga el Centro Superior de Música del País Vasco, Musikene.

De su interior destaca especialmente el Salón Blanco, el Salón de Música, el Salón de Madera, el Petit Salón, la Biblioteca y el Comedor Real. En total cuenta con un sótano y tres plantas (la parte más alta una buhardilla dedicada a la servidumbre). Las estancias principales se han conservado casi en su aspecto original, aunque muchas otras han sido rehabilitadas, convirtiéndose en un recinto más funcional.

El Palacio de Miramar es solo un pequeño ejemplo de la belleza de una ciudad como San Sebastián. Merece la pena seguir paseando por toda la Bahía de la Concha. Ya lo sabéis, a cualquier hora del día, y en cualquier época del año.

Foto Vía Spain Holiday