El MNAC, adalid artístico de Barcelona

El MNAC, adalid artístico de Barcelona 1

Barcelona es seguramente una de las ciudades más artísticas de Europa. Compitiendo directamente con Berlín, París o Londres, posee la ventaja de que podemos encontrar hoteles baratos en Barcelona, alojamientos que según las opiniones de hoteles baratos que podemos ver en el enlace son de lo más variado.

Uno de los adalides del arte en Barcelona, una de las instituciones que más empuja el aire artístico de la capital catalana es el MNAC, a saber, el Museo Nacional de Arte de Catalunya. Se trata de una institución que aguarda todas las artes, es decir, desde las tradicionales escultura, pintura, dibujo, grabados, fotografía, etc. hasta los más extraños como la numismática o las artes del objeto. Su misión o idea principal es enseñar el discurso global del arte catalán, entendiendo éste desde el románico hasta mediados del siglo pasado.

En ella podremos observar increíbles colecciones del románico y del gótico, casi todas las obras de procedencia catalana, aunque también se hace una comparación con los mismos estilos en otros lugares. En cuanto a la colección dedicada al renacimiento y al barroco, las obras que se pueden ver son las que poseen un discurso más internacional, obras de grandes maestros como El Greco, Velázquez, Cranach, Zurbarán o Rubens. Es, por decirlo de alguna forma, una especie de Museo Reina Sofía en Barcelona.

En cuanto al arte de finales del siglo XIX y principios del XX, los fondos del MNAC están constituidos en su mayoría por artistas catalanes, son obras que nos enseñarán a apreciar y a entender el movimiento artístico que se vivió en aquella época por estos lares, con bellos ejemplos del modernismo, el noucentismo o diferentes vanguardias en todas las artes.

No obstante, no sólo la colección vale la pena sino que el edificio mismo del museo es todo un lujo. Levantado para la Exposición Internacional de la década de los 20 en Barcelona, el MNAC, o al menos su edificio principal situado en Montjuic, como parte esencial de la vista de la Plaza España, nos transporta a una época ya pasada pero que encuentra su sitio y su ubicación, no resalta para nada en la actualidad.

En fin, un museo que bien vale la pena para el amante del arte o la cultura catalana, un muestrario esencial para conocer un poquito más esta rica ciudad.

Foto Vía: srgreporter