El Cementerio de Pere Lachaise en París

El Cementerio de Pere Lachaise en París 1

Es extraño, no por el hecho de tratarse de un cementerio, sino porque cuando abrió, allá por los primeros años del siglo XIX, los parisinos no querían ni oir hablar de él. Luis XVIII intentó darle algo de notoriedad, y cierto aire clásico, trasladando allí los restos de Moliere y Jean de la Fontaine.

Sin embargo hasta que, en 1835, Balzac no situara este camposanto en una de sus novelas más famosas, Le Pere Goriot, no sería del todo conocido. Hoy hemos llegado al Cementerio de Pere Lachaise, situado tal vez un poco lejos de vuestros hoteles en París, a las afueras de la ciudad, pero que merece la pena visitar. 

Su nombre viene precisamente del protagonista de aquella novela. Paseo por el silencio de sus pasillos y caminos embadurnados de hojas secas, incluso sin ser otoño. Un cementerio clásico si no fuera por el aire rocambolesco que desprenden sus monumentos funerarios. Cientos de formas extrañas y sinuosas, que son testigos del deambular lento de los turistas.

Tanto se ha convertido en atracción turística este cementerio, que a la entrada nos han vendido por 2 euros un mapa para identificar y encontrar las tumbas de los personajes ilustres que aquí descansan eternamente. Un mapa que es una pequeña muestra del cartel que hay en la puerta. Nunca había visto en un cementerio tanto reclamo turístico…

Aquí duermen el paso de los siglos los restos de Jim Morrison, Chopin, Miguel Ángel Asturias, Moliere, Oscar Wilde, Apollinaire, Edith Piaf, Honoré de Balzac… La gente va visitando una a una las tumbas con mucho respeto. Los flashes y las cámaras de fotos cuelgan tan inertes como el ambiente que nos rodea. Imaginaros una tarde oscura de París, neblinosa, caminando entre estas celebridades…

El Cementerio de Pere Lachaise es el más visitado del mundo. En total cuenta con unas setenta mil tumbas, casi todas ellas decoradas con enormes esculturas funerarias. Tal vez a muchos eso de visitar un cementerio no les atraiga demasiado. Cierto es, te das cuenta que la gloria y la fama quedan aquí salpicados como recuerdos de la historia.

Para otros, sin embargo, este lugar es un museo al aire libre de arte funerario, condimentado con el sentimentalismo de contemplar el lugar de descanso eterno de algunos de los más grandes personajes que ha dado Francia. Si os preguntáis qué ver en París, hasta de cementerios podríamos hablaros…

Foto Vía Krizia Sharck Attack