El barrio de los museos de Viena

El barrio de los museos de Viena 1

 

La imagen que tenemos de Viena es un lugar de grandes palacios y gente fría, de lugar para el disfrute del arte y la vida tradicional. Lo cierto es que esta imagen no está lejos de la realidad, pero Viena no sólo es música clásica y grandes palacios, sino que también podremos disfrutar de un barrio de los museos, un estupendo recinto de arte en Viena donde podremos disfrutar y conocer más de lo esperado en nuestras vacaciones Viena.

Así, el barrio de los museos que comentábamos se ubica cerca del Palacio Imperial y su atracción no se limita a sus excepcionales museos, sino que se trata de uno de lugares más animados y modernos de la ciudad, lugar lleno de locales que van a la última. Y es que un lugar donde mirar, ver y ser visto.

Es, además, uno de los diez recintos culturales más grandes del mundo. Se ubica concretamente ahí donde acaba el casco antiguo, donde antiguamente fueron las caballerizas imperiales y donde hoy s puede disfrutar de una enorme superficie de 60mil metros cuadrados de arte y estética.

Si nos fijamos en los museos, aquí está el conocido Museo Leopold, en un hermoso edificio nuevo y blanco. También podremos visitar el Museo de Arte Moderno/ Fundación Ludwig Wien, que contrasta con el anterior por el edificio de basalto oscuro donde se ubica. Además está el Kunsthalle y los pavellones E y G donde se celebran muchos de los festivales de viena. Si nos gusta la arquitectura en el barrio de los museos podremos ver el Centro de Arquitectura de Viena y si vamos con niños el Museo infantil Zoom. En fin, aquí hay instituciones para todas las edades y gustos.

Pero lo que más sorprende de este barrio no son sus atractivos principales, los museos, sino que el arte va más allá. Podemos visitar bares de diseño como el Corbaci en el Centro de Arquitectura o la Kantine, pensado para disfrutar de la lectura.

En fin, un barrio de los museos que nos despejará muchos prejuicios e ideas que tenemos de Viena, lugar de disfrute y arte más allá de las cuatro paredes de los museos más importantes de la ciudad.

Foto Vía: kainet