Descubre los museos más singulares de Madrid

Descubre los museos más singulares de Madrid 1

El Museo del Prado, el Thyssen o el Reina Sofía son, sin lugar a dudas, los tres museos más importantes y afamados que tiene la ciudad de Madrid. Tal es así que anualmente reciben la visita de multitud de turistas de todas las partes del mundo que llegan a la urbe dispuestos a disfrutar del conocido Triángulo del Arte.

No obstante, la capital de España cuenta con otra serie de espacios expositivos que no son tan conocidos pero que igualmente resultan interesantes. Y es que, bien por la temática entorno a la que giran o por el fondo documental que poseen, consiguen sorprender a todas aquellas personas que se animan a cruzar el umbral de sus puertas.

Entre estos centros culturales citados se encuentra, por ejemplo, el Museo del Traje. En la Avenida de Juan de Herrera es donde se halla enclavado el mismo que tiene como claro objetivo mostrar la evolución de la indumentaria del ser humano a lo largo del tiempo.

Para ello, cuenta con colecciones que permiten admirar in situ desde trajes masculinos del siglo XVII hasta prendas populares pasando por una gran variedad de tejidos que abarcan el periodo comprendido entre el siglo XVI y nuestros días.

Sin embargo, dos son las zonas de este museo que consiguen atraer a un mayor número de curiosos. Una es la que está conformada por piezas de alta costura realizadas por algunos de los mejores modistos del siglo XX tales como Pertegaz, Paco Rabanne, Givenchy o Balenciaga.

La segunda área es la dedicada a joyería y complementos donde sobresalen chinelas del siglo XVIII o sombreros del XIX.

No menos interesante es el Museo de los Orígenes, también llamado de San Isidro. En la Plaza de San Andrés es donde se ubica este centro cultural que tiene como objetivo mostrar la historia de Madrid desde la Prehistoria hasta el momento en el que la Corte decide establecerse en la ciudad.

Grabados, documentos de diversa tipología, maquetas y vestigios prehistóricos son algunos de los elementos que dan forma al fondo de dicho espacio que tiene como sede un antiguo edificio del siglo XVI conocido como Casa de San Isidro.

El Museo del Ferrocarril, el Museo Nacional del Romanticismo o el Museo de Aeronáutica son otros de los rincones que merece visitar en la capital de España.