De museos y tequilas en Guadalajara

De museos y tequilas en Guadalajara 1

Quizás los elementos más folcklóricos de México sean la charrería, los mariachis y el tequila, los tres provenientes del estado de Jalisco. Y es que con más de cuatro millones de habitantes en su área metropolitana, Guadalajara, la capital de Jalisco, es la segunda urbe más importante de México.

Cuando uno toma tequila, por ejemplo, seguramente no sea consciente de que de la industria del tequila dependen más de 70.000 familias y es motor fundamental de la economía de la ciudad, por lo que para empezar a conocer esta increible ciudad bien podríamos tomarnos un tequila lugareño y vayamos a comenzar la visita con mucha energía en la plaza Tapatía, el corazón de la ciudad, que luce una nueva cara desde la remodelación que acabó en el año 1980. Lo primero que nos llama la atención de la plaza es el Instituto Cultural Cabañas, un complejo que la Unesco añadió a su lista de lugares protegidos por ser una joya de la arquitectura neoclásica.

Aunque en su origen fuese un hospicio para huérfanos y desamparados, el complejo cumple actualmente las funciones de museo y centro de promoción cultural, por lo que si queremos disfrutar del arte internacional y nacional, este puede ser uno de los mejores sitios de Guadalajara. Por ejemplo, uno de los más célebres pintores mexicanos, el muralista José Clemente Orozco tiene su propia exposición permanente puesto que fue el autor, en 1939, de los bellos frescos que engalanan los techos de la Capilla Mayor.

No obstante, con medio día ya tenemos suficiente para disfrutar del museo, por lo que ahora os proponemos viajar un poquito, coger el coche y recorrer 60 kilómetros para llegar al municipio de Tequila. En realidad no se trata más que de un punto blanco en medio del campo, pero cuanto más nos acercamos más nos daremos cuenta de por qué su eslogan trata de presentarlo como un pueblo mágico. Las calles de casas de fachadas con vivos colores nos envuelven en un encanto puramente mexicano que combina a la perfección con el carácter afable de su gente.

Se trata quizás de una propuesta un tanto bipolar, la que aquí hoy presentamos, pero en realidad viene de acuerdo con el carácter de los mexicanos, que ara se interesan por la cultura más occidental ara se ponen a buscar sus raíces. En fin, un pueblo que nos abrirá sus puertas para conocer una de las culturas más extrañas y atractivas de toda América, que combina una tradición milenaria con los tópicos y el siglo XXI.

Foto Vía: My friend