Cueva de las Ventanas en la provincia de Granada

Cueva de las Ventanas en la provincia de Granada 1

Una de las mejores cosas que podemos hacer en la provincia de Granada, en Andalucía, es utilizar el servicio de alquiler de coches Aeropuerto Granada, pues nos ofrece la posibilidad de ir conociendo rincones que con la visita tradicional no vamos a poder ver. Es el caso de la provincia más allá del municipio, es decir, si no conseguimos un vehículo que nos de autonomía, nos va a ser difícil conocer la provincia de Granada en su grandiosidad.

Y es que la provincia de Granada es tan interesante como la capital misma. Ejemplo de ello es la Cueva de las Ventanas, en plena comarca de los Montes Orientales. Se trata de un abrigo milenario, declarado como Monumento Natural de Andalucía y al que difícilmente llegaremos desde la capital si no usamos el alquiler de coches Granada. La Cueva de las Ventanas de Píñar nos ofrece un increíble espectáculo de luz y penumbras.

No por casualidad está habitada desde el neolítico, por lo que se erige hoy como uno de los lugares con más interés para el conocimiento de la vida que desarrollaban nuestros antepasados. El entorno, desde luego, lo tenían hermoso. Estalagmitas, hemosas estalactitas y coladas horadadas por el agua nos acompañarán en nuestra visita por las diversas salas que construyen el conjunto, a saber, a través de la Sala de las Piletas, la Gran Sima o la Sala de las Columnas. Quizás el lugar más impresionante es la Gran Sima, un pozo con más de 20 metros de profundidad y que da acceso a la Sala del Tesoro.

Para ir a la Cueva de las Ventanas tenemos que situar la comarca de los Montes Orientales en nuestro mapa, ubicado en plena Sierra de Arana y a tan sólo 45 kilómetros de Granada capital, se perfila como una escapada de medio día para el visitante en Granada. Para llegar por carretera tenemos que coger la autovía de Jaén, la A-44.

En fin, una visita imprescindible para los amantes de la belleza natural y curiosos de nuestro pasado, así como para los amantes de la fotografía y los inquietos que no sólo quieren quedarse con la cultura granadina.

Foto Vía: casacuevarural