Cuba en bicicleta

Cuba en bicicleta 1

Si hay algún sitio agradecido para viajar en bicicleta, este lugar es Cuba. Con uno de los climas más agradables del mundo, los paisajes urbanos y naturales más impresionantes del Caribe y la simpatía de la gente, viajar por Cuba en bicicleta se convierte en uno de los proyectos vacacionales más interesantes del Caribe.

Si no tenemos bicicleta o necesitamos artilugios para una ruta de este tipo lo podemos mirar o comprar en esta nueva tienda online y una vez equipados, podemos empaquetar la bicicleta en el avión como una maleta o bulto más. No necesitaremos gran cosa para un viaje de este tipo, sobre todo ropa cómoda y mucha crema solar.

Las rutas en bicicleta por Cuba suelen tener como partida o destino una de las dos grandes ciudades del país, a saber, La Habana o Santiago, pero al ir en bicicleta nos podemos permitir visitar otros lugares desconocidos y auténticos como Viñales, Trinidad, María la Gorda o Cienfuegos.

Es recomendable pensar de antemano la ruta, pero estando en Cuba tampoco se ha de negar la improvisación. Es un país de sorpresas y sobre todo de mucha amabilidad, con uno de los índices de delincuencia más bajos del mundo, podremos recorrer el país con toda la tranquilidad del mundo, cual sus habitantes. En realidad podemos decidir de antemano una ruta general, un punto de partida y uno de destino, pero podemos ir preguntando a la gente sobre lugares a visitar y/o hospedarse y realizar nuestra ruta en bicicleta según nos apetezca.

Además, ir en bicicleta no quiere decir que tengamos que ir todos los días en bicicleta. Según el tiempo del que dispongamos, podemos quedarnos donde queramos por varios días, pudiendo acercarnos a nuestro destino en algún medio de locomoción normal o poco ortodoxo.

En fin, se puede viajar a Cuba de muchas formas distintas e ir en bicicleta es una de ellas. Si somos de los que gusta viajar de forma diferente, recorrer Cuba en bicicleta nos puede resultar una alternativa perfecta a la imagen prediseñada de Cuba. Recorrer Cuba en bicicleta nos permitirá recorrer la isla a nuestro aire y sin ataduras, pudiendo escoger con total libertad aquello que queremos hacer y lo que no.

Foto Vía: Romtomtom