Cuatro ciudades suizas

Cuatro ciudades suizas 1

Suiza es muy conocida por sus paisajes verdes y montañosos, por sus pueblecitos alpinos y su tranquilidad. Pero más allá de eso, este país tiene interesantes ciudades para visitar y conocer. Os hablamos de cuatro de ellas.

Zurich: esta ciudad ofrece dos caras muy distintas entre sí; por una parte es una de las capitales financieras más importantes del mundo, por lo que está repleta de modernos edificios y frenética actividad. Por otra parte, tiene una bonita y tranquílisma parte vieja, con unas deliciosas callejuelas y un bonito lago para pasear por allí.

Otra de las dos características más representativas de la ciudad son la cantidad de galerías, museos, bares y salones de arte contemporáneo que existen en Zurich (véase los museos Kunsthaus y Rietberg) y la cantidad de tiendas de moda de gama alta que se exhiben a lo largo y ancho de las calles Bahnhofstrasse y Niederdorf.  

Basilea: pegadita a Francia, esta pequeña capital puede engañar al principio con su imagen de modosita y calmada  ciudad europea. Una vez te adentras en ella se descubre la realidad: Basilea tiene muchísimo movimiento en sus calles, restaurantes de lo más innovadores y noches muy divertidas.

Y para los amantes del arte contemporáneo, Basilea acoge cada año el Art Basel, la mayor feria de este tipo que se hace en el mundo.

Ginebra: No es una ciudad especialmente bonita, pero sí que es interesante para visitarla por lo menos una vez en la vida, entre otras cosas, porque aquí se encuentra la sede europea de la ONU. Su oferta turística se centra en parques, muelles y en su famosa fuente de agua.

De todas maneras, Ginebra cuenta con bastantes museos y exposiciones, y en ella se celebran diferentes tipos de festivales durante todo el año, por lo que siempre será una opción culturalmente interesante.

Laussane: se encuentra muy cerca del mítico monte Mont-Blanc y es sede del Comité Olímpico Internacional. Es una ciudad privilegiada por tener impresionantes vista a los Alpes y muy conocida también entre los amantes del esquí acuático, la natación y la navegación.

Una de las maravillas que tiene Laussane es su impresionante catedral gótica de Notre-Dame o la Torre de Sauvabelin, desde la que puedes tener una visión panorámica de la ciudad, los Alpes y el lago.

Para que luego digan que Suiza es sólo montaña…

Foto: Flickr