Crucero Fiordos Noruega – Nuestra experiencia

Recientemente hemos realizado un crucero por los fiordos noruegos así que te vamos a contar nuestra experiencia y qué es lo que merece la pena ver o no en cada uno de los destinos que el barco hizo una parada.

El crucero lo hicimos a bordo del barco MSC Fantasía con salida desde Kiel. En realidad volamos hasta Hamburgo y desde el aeropuerto nos llevaron en autobús hasta Kiel en un trayecto que duró una hora.

Viaje e itinerario del crucero por los fiordos noruegos

Copenhage

Visitar Cophenage

El primer destino del crucero fue Copenhage. Lo cierto es que nos sorprendió bastante esta ciudad y nos gustó muchísimo. Nos habían hablado muy bien de ella pero nos pareció incluso más bonita de lo que nos habían hablado. Los canales que rodean la ciudad son un puntazo y le dan un toque especial.

Qué hacer en Copenhage en un día

Cómo la parada del barco dura sólo unas horas, tendrás un tiempo limitado para ver Copenhage así que lo mejor que puedes hacer nada más llegar es coger un crucero por sus canales a bordo de uno de sus barcos turísticos.

El barco turístico sale del canal junto a la calle Nyhavn. Importante, la primera empresa que encuentras en el canal para coger el crucero es la más turística pero vale el doble que otra empresa que puedes encontrar un poquito más adelante. Esta segunda empresa realiza exactamente el mismo recorrido por un precio que ronda los 5€.

Esta calle en si es muy bonita, llena de casas de diferentes colores con varios restaurantes y cafés. El barco turístico sigue por el barrio Christianshavn, un barrio un poco bohemio muy bonito y cuyo canal está lleno de barcos amarrados que la gente utiliza para pasar el día en ellos, salir a navegar o incluso para vivir en ellos.

Posteriormente el barco sigue dando la vuelta a Castle Island por el canal que lo rodea para posteriormente dirigirse hacia la zona de la Opera y el lugar donde se encuentra la famosa sirena de Copenhage. La sirena está un poco alejada del centro de la ciudad por lo que si la ves desde el barco (la ves por detrás), es más que suficiente ya que en nuestra opinión no merece la pena ir hasta ella de nuevo sólo para sacarle una foto.

A la llegada del barco turístico de Copenhage lo mejor es dirigirse hacia el centro de la ciudad partiendo desde la plaza Kongens Nytorv. Ahí podemos ver el Royal Theater y caminar por la calle peatonal (Stoget) y toda la zona peatonal que hay en el centro.

Atravesando la calle peatonal principal llegaréis hasta el famoso parque de atracciones Tívoli, uno de los más reconocidos del mundo por lo característico que es. Se encuentra en pleno centro de la ciudad y si lo visitas con niños merece la pena entrar y pasar un rato en él, todo dependiendo como siempre del tiempo del que dispongas.

Después del Tivoli en nuestro caso nos dirigimos hacia el río de nuevo para recorrerlo andando, cruzando Castle Island de lado a lado y pasamos al barrio Christiansavn por el puente Kinppelsbro para recorrerlo andando ya que nos pareció muy llamativo y curioso.

En este barrio hay una zona alternativa donde tiene fama que trapichean con droga y hay edificios más característicos. Es una zona segura e incluso turística, pero lo que si nos dijeron era que no sacaremos fotos y saliéramos corriendo, que no había problema con nada pero que esas normas era mejor cumplirlas. En nuestro caso no tuvimos ningún problema.
Salimos de este barrio por el puente levadizo Inderhavnsbroen que da justo al canal Nyhavn donde comenzamos nuestro recorrido por la mañana y damos por finalizada la excursión de un día que nosotros hicimos.

El autobús que nos llevó de nuevo al barco salía de la calle Holmens Kanal, muy cerquita de Nyhavn y junto al teatro Royal. Era un autobús fletado por la propia compañía de cruceros MSC en este caso.

Recuerda que en ciudades como Copenhage es habitual pagar todo con tarjeta de crédito, incluso un café, por lo que no necesitas cambiar moneda para poder comprar cosas en la ciudad o tomar algo. Podrás pagar siempre con tarjeta de crédito.

Fiordo de Geiranger

Fiordo de Geiranger

Una de las escalas del crucero es el pueblo de Geiranger, un pueblo que está al final del fiordo Geiranger o Geirangerfjord, con una longitud de 15km.

Este fiordo se ha convertido en uno de los más importantes y visitados de Noruega siendo desde el 2005 Patrimonio de la Humanidad.

Es uno de los destinos más esperados de este crucero por los fiordos Noruegos y sin duda una de las paradas más atractivas.

Una vez llegas a Geiranger, en nuestro caso a las 09:30, tienes varias actividades para realizar y en nuestro caso optamos por una excursión en Autobús que te llevaba a visitar 3 miradores desde los cuales podías ver el fiordo y el pueblo desde diferentes puntos y alturas:

Eagle Bend: Es el primero de los miradores y está a unos 15 minutos en autobús desde el puerto donde te deja el barco. Desde este mirador tienes unas vistas muy bonitas tanto de Geiranger a un lado como del resto del fiordo al otro lado.

Flydal Gorge: Otro mirador al que se accede bajando de nuevo al pueblo y cogiendo la carretera opuesta que se ha cogido antes. Se llega a un mirador desde donde se obtiene la postal típica del pueblo y su puerto.

Monte Dalsnibba: Siguiendo esta misma carretera durante varios kilómetros, se llega primeramente a un lago donde nos dejaron bajarnos un rato para fotografiarlo y posteriormente, a unos 10 minutos de lago y tras pagar un peaje, llegamos al mirador que se encuentra a 1500 metros de altura y desde donde se puede fotografiar toda la cordillera montañosa de la zona y a lo lejos se divisa igualmente el fiordo y el pueblo de Geiranger.

Si realizas el crucero en un barco de grandes dimensiones, como en este caso que íbamos con el barco MSC Fantasía, llama la atención verlo fondeado en el puerto junto a las casitas del pueblo en un sitio tan estrecho.

Sobre las 17:00 de la tarde partimos de nuevo en barco a nuestro próximo destino. La salida del barco es espectacular. Puedes ver todo el fiordo desde el crucero y se pasa junto a la famosa cascada de las siete hermanas, la cual tiene varias leyendas ya que la que nos contó el guía y la que nos contaron posteriormente en el barco no coincidían.

Una de estas leyendas dice que había un chico enamorado de la hermana menor de 7 que había en una familia. Tras pedirle matrimonio y ser rechazado fue pidiendo matrimonio una por una al resto de hermanas recibiendo siempre un no por respuesta. El muchacho, tras ser rechazado por las 7 hermanas, se dio a la bebida convirtiéndose en botella, la cual podemos ver en frente de las cascadas en una piedra con forma de botella.

La otra leyenda dice que había un príncipe por el que suspiraban 7 hermanas. El no les hacía mucho caso ya que le gustaba mucho beber. Las hermanas estaban tristes y no paraban de llorar y se convirtieron en las 7 cascadas que podemos ver hoy en día.

Sea como fuera la historia, lo cierto es que la cascada es muy bonita y tras pasar por ella el barco continúa su viaje por el fiordo hasta salir de nuevo al mar para llegar al próximo destino, Flam.

Flam

Crucero Fiordo de Flam

Flam está situada al sudeste de Noruega, al final del fiordo Aurlandsfjord, que es uno de las ramificaciones del del fiordo principal Sognefjord, el más largo de Noruega con una longitud de 200km.

Al llegar a Flam llama la atención lo bonito del pueblo, aunque a decir verdad lo que se puede ver nada más llegar es la famosa estación de tren y algunas tiendas y cafeterías destinadas a los turistas junto a algún camping y hotel. Junto al puerto donde atraca el barco hay una pequeña playa muy bonita desde donde puedes hacer unas bonitas fotos, tanto del fiordo como del pueblo.

Justo encima del pueblo hay una pequeña montaña con varios miradores a los cuales se puede subir andando en unos minutos y te permiten ver el pueblo desde lo alto.

Lo típico es coger la excursión del tren de Flam que te sube hasta Mydral. Es uno de los trenes más famosos de Noruega por los escarpado del terreno por el que transcurre el recorrido y lo alto que sube en unos pocos kilómetros.

Esta excursión se vende en el crucero pero la puedes conseguir más barata comprando tu directamente los billetes de tren por internet antes del crucero. Te recomendamos que hagas la compra online ya que los días de crucero el tren está bastante lleno y es posible que te quedes sin plazas. Puedes comprar los billetes del tren de Flam en www.visitflam.com. El viaje de ida y vuelta con un café y unas tortas con mermelada en la cafetería de la estación de Mydral, incluidas en el precio, nos costó 616 NOK.

El recorrido en tren dura una hora hasta Mydral. Ahí puedes optar por bajarte en el mismo tren que has subido o esperar alrededor de una hora hasta el siguiente que baje. En Mydral sólo hay una estación de tren con una pequeña cafetería.

La estación de Mydral es famosa por conectar en tren la zona tanto con Oslo como con Bergen por ejemplo.

Otra de las cosas que hacer en Flam es visitar el famoso mirador de Stegastein. La excursión igualmente la puedes contratar en el barco o directamente en la web de turismo oficial de Flam, donde te saldrá más barato (unas 290 NOK). La excursión para el mirador de Flam dura 1:30 horas, tardando media hora en llegar en el autobús, media hora para pasar en el mirado y media hora para volver. El mirador se caracteriza por estar prolongado en el vacío hacia el fiordo lo cual te da unas vistas espectaculares.

Además de estas dos actividades, tienes otras como un paseo en piragua o montar en una lancha rápida para recorrer el fiordo.

La salida del barco por los fiordos es igualmente espectacular y merece la pena estar en cubierta durante la salida del barco y parte del recorrido.

Stavanger

Púlpito Noruega

Stavanger es una de las ciudades más visitadas por todos los cruceros que visitan la zona de fiordos de Noruega.

Es una ciudad bastante grande donde destaca la industria del petróleo donde en 1969 fue escogida como base en tierra para la extracción de petróleo en el mar del norte.

Una de las excursiones más realizadas por todos aquellos que visitan Stavanger es la visita al Púlpito o Preikestolen, esa inmensa roca incrustada en lo alto de un fiordo que parece que se va a caer y que seguro que has visto en alguna foto.

La roca que sobresale en lo alto del púlpito tiene un tamaño de unos 25×25 metros y está a una altura de unos 600 metros del fiordo Lysefjlorden, el cual tiene una longitud de 42 km.

Esta es la excursión al púlpito que hicimos nosotros y la verdad es que es un poco larga e incluso dura para quienes no estén acostumbrados a andar por el monte un poco, pero merece la pena. La excursión la hicimos una vez más con www.excursionesparacruceros.com en vez de hacerla con MSC Cruceros ya que era más barata. Al bajar del barco te están esperando con un cartel indicando donde se ha de coger el autobús de la excursión. Es importante llegar siempre puntuales al autobús ya que no esperan porque tienen los horarios muy medidos. En esta ocasión un grupo de 4 personas se quedó en tierra porque llegaron 10 minutos tarde y el autobús ya se había marchado para no perder el ferry.

La excursión al púlpito comienza primero cogiendo el autobús que te llevará al ferry el cuál te llevará hasta Tau, famosa por su cervecería y molino de harina que en esta ocasión no visitaremos. Iremos hasta Prekestol, donde comenzará la subida andando hasta lo alto del púlpito.

La caminata dura entre 1:30 y 2 horas de subida. Es una subida bastante empinada y rocosa y es cierto que si no estás preparado o preparada se te puede atragantar un poco. En nuestra excursión hubo un par de personas que no pudieron subir porque no les daba tiempo. Te dan 4 horas para hacer la excursión entera, subida y bajada. Si ves que no te va a dar tiempo a llegar te tienes que dar la vuelta para no perder el autobús de vuelta.

El pueblo de Stavanger lo cierto es que es muy bonito y tiene varias cosas que ver, pero si decides hacer esta excursión de subir al púlpito no te dará tiempo a ver prácticamente nada ya que ocupa todo el día y a tu regreso de la excursión tendrás que ir directamente al crucero.

Otra opción es elegir una excursión que se visita en lancha el fiordo y se puede ver desde el propio fiordo, desde abajo, el púlpito. De esta forma, al ser una excursión más corta, tienes tiempo de visitar luego el pueblo.

Y con Stavenger terminamos nuestro viaje y crucero por los fiordos de Noruega.

Si estás pensando en hacer este viaje sin duda te lo recomendamos. Es un viaje muy bonito que se puede hacer tanto por carretera como en barco. Nosotros decidimos hacerlo en crucero porque es más cómodo aunque es cierto que dejas cosas por ver. De todas formas, las visas desde el propio crucero cuando entra y sale de los fiordos son espectaculares y bien merecen la pena igualmente, son como excursiones incluidas en el crucero y no tienes que contratarlas a parte 🙂

Y tu, ¿te animas a hacer un crucero por los fiordos Noruegos?

 

Añadir un comentario.

Facebook