Croacia central, la Croacia no mediterránea

Croacia central, la Croacia no mediterránea 1

 

Uno de los lugares novedosos para ir de vacaciones es Croacia. Su gran apuesta por el turismo lo ha incluído en diversas rutas de cruceros y vuelos directos gracias a los cuales podemos conocer su espléndida naturaleza y lugares aún vírgenes. Si vamos de vacaciones Croacia, seguro que lo disfrutaremos. Hoy nos centraremos en algunas de las atracciones de Croacia Central, uno de los pocos territorios croatas que no tocan con el mar Adriatico.

Podemos visitar, por ejemplo, la ciudad de Samobor, lugar donde se conserva una gran riqueza arquitectónica y cultural. Es, además, uno de los mejores puntos de partida para ir de excursión a Samoborsko y Zumberacko Zagorje, sistemas montañosos que nos enseñan orgullosos el paisaje natural de la zona. No hay que dejar de degustar su gastronomía, sobre todo el famoso pastel «kremsnite» y el licor Bermer, bebida cuya receta aún se guarda en secreto.

Otra de las ciudades interesantes de visitar en la Croacia Central es Veliki Tabor, de planta medieval y ubicación estratégica en lo alto de una colina, se trata de uno de los mejores ejemplos de las construcciones fortificadas de la zona. Según cuenta una leyenda, el castillo se ubica en la cumbre de una isla del antiguo mar Panónico, lugar de una historia de amor trágico.

Siguiendo con las ciudades históricas, si visitamos Varazdin, visitaremos una ciudad del Barroco. Aquí veremos cómo abundan palacetes y edificios vivienda de la más alta nobleza. Varazdin fue capital de croacia durante veinte años (1756-1776), y su casco histórico es otro magnífico ejemplo de la arquitectura defensiva de la Edad Media.

Kumrovec es también una de las localidades que no nos podemos perder. Su atractivo principal proviene de que fue el pueblo natal del mariscal Josip Broz Tito, quien gobernaría en Yugoslavia durante tantos años. Alrededor de su casa natal se han conservado alrededor de treinta casas de finales del silo XIX, por lo que es uno de los mejores museos al aire libre para conocer la vida, los utensilios y muebles de aquella época.

Por último, una última recomendación es Marija Bistrica, el lugar de peregrinación más grande de Croacia que rinde homenaje a la Virgen Milagrosa de Bistrica, datada en el siglo XVI en plenas invasiones turcas. Según se cuenta, una de las estatuas fue salvada en medio de las invasiones y guardada en esta iglesia.

En fin, esto tan sólo es una pequeña pincelada que podremos encontrar en Croacia Central, casi todo muy cerca de Zagreb y perfectamente accesible a ellos en coche.

Foto Vía: Sobrecroacia.com