Cosenza y alrededores, viaje a la Calabria italiana

Cosenza y alrededores, viaje a la Calabria italiana 1

 

Italia es conocido como el país de la bota, por su aspecto geográfico en el mapa. Precisamente en la parte de la bota, el sur italiano, encontramos la región de Calabria, bañada por los mares Tirreno y Jónico. Hoy queremos aventurarnos por ella para descubrir algunos de sus atractivos.

Y nuestro recorrido lo comenzamos en la ciudad de Diamante, situada en la costa occidental frente al Mar Tirreno. A decir verdad, se trata de un pequeño pueblo de pescadores con mucho encanto. Su laberinto de callejuelas y callejones se ha convertido en una pequeña colonia de artistas, con sus casas de estuco decoradas con balcones con flores y pinturas murales.

Apenas 65 kilómetros más al sur se halla Rende, una ciudad un poco más grande que la anterior, sede de la Universidad de Calabria. Prácticamente la mayor parte de su población es universitaria, de ahí que el ambiente sea joven y bullicioso. Su centro histórico es muy similar al de Diamante, con sus calles estrechas y adoquinadas.

Rende se sitúa a solo quince kilómetros de Cosenza, posiblemente la ciudad más importante de Calabria. Se halla en la confluencia de los ríos Crathis y Busento, exactamente en el lugar donde, en el año 410, el rey visigodo Alarico comenzó su conquista de Roma. Cosenza era conocida como la Atenas de Calabria, ya que en ella se fundó hace casi 500 años una de las primeras academias de Italia. Hoy sigue siendo un lugar muy cultural, con sus museos, galerías de arte y teatros.

Os encantará pasear por su centro histórico, visitar el Castillo Svevo, ahora en ruinas por culpa de varios terremotos, o la Catedral de Cosenza, construida a mediados del siglo XII. Una catedral que fue prácticamente destruida por un terrible terremoto en el año 1184. Restaurada unas décadas después, hoy podemos decir que es uno de los edificios más hermosos del sur de Italia, ya que presenta una variada profusión de estilos, con el gótico, el barroco y el gótico provenzal.

La visita a Cosenza debe continuar con la Iglesia de San Domenico, del siglo XV, y su enorme rosetón de piedra caliza; el Convento de las Vírgenes, la Iglesia y Monasterio de San Francisco de Asís o la Iglesia de San Agustín, construida en el siglo XVI, y más conocida por los lugareños como Iglesia del Santo Spirito.

Cosenza es una ciudad histórica y patrimonial admirable. Hacer una pequeña excursión por ella os llevará a degustar lo mejor del sur de Italia, de esta región de Calabria que enamora y cautiva a la vez.

Foto Vía Palma Infotelecom