Cortona, bajo el sol de la Toscana

Cortona, bajo el sol de la Toscana 1

En las majestuosas colinas de la Toscana italiana tengo desde hace unos años una verdadera joya de la paz y la tranquilidad. Se trata de la hermosa ciudad de Cortona, célebre por sus legendarias murallas y por su histórica plaza. Seguro que muchos de vosotros habéis leído un libro que se llama Bajo el Sol de la Toscana, de Frances Mayes, cuya acción transcurre precisamente en Cortona.

Para mí Cortona cuenta con algunos de los mejores paisajes de la Toscana. La ciudad está situada en la cima de una colina, y desde ella se tienen unas magníficas vistas, entre las que veréis el famoso Lago de Trasimeno.

Para llegar hasta Cortona podéis algunos de los vuelos de bajo coste que llevan hasta Roma, ya que la ciudad apenas se encuentra a tres horas en tren de la capital italiana. Desde la estación de tren de Camucia, donde hay que bajarse, hay que tomar un taxi o un autobús para poder llegar al centro de Cortona. No hay luego problemas para moverse por la ciudad.

Ya en la ciudad comenzamos nuestra visita en la Catedral de Cortona, bajo la advocación de Santa María, construida en el siglo XI. Destacan muchas de las obras de arte que alberga en su interior. Cortona es una ciudad tranquila, plácida, apenas veréis gente por las calles, empedradas y, en ocasiones, bastante empinadas, eso sí.

Casas de piedras, plazas y pequeñas iglesias y conventos son los atractivos de esta ciudad. Para aquellos que buscan un viaje más animado, Cortona no es el mejor destino. Sin embargo si lo que buscáis es un poco de paz y tranquilidad y respirar el verdadero ambiente de la Toscana, estáis en el corazón del mismo.

Los paisajes de Cortona son estupendos, sobre todo los que se pueden ver desde la propia ciudad, el Val de Chiana, una tierra que llega hasta el Lago de Trasimeno. Pequeñas tiendas, bares y tabernas son el otro reclamo de sus callejuelas. Pararos a disfrutar en sus terrazas, precisamente bajo el sol de la Toscana.

Si tenéis la oportunidad, acercaros a la soledad y placidez de Cortona, una de las ciudades más antiguas de la Toscana. El paisaje de esta región no sería el mismo sin esta bella ciudad de colinas.

Foto Vía Dsi Uniroma