Consejos para elegir un crucero

Crucero

Este verano me embarcaré en el tercer crucero de mi vida. Haré un pequeño recorrido por las islas griegas, uno de los viajes clásicos de este tipo de turismo pero que hasta ahora había pospuesto por elegir otras alternativas. Las facilidades que a primera vista te da un crucero están muy claras: en un mismo paquete ya tienes transporte, visitas guiadas y alojamiento. Te olvidas de buscar hotel, esperas en los aeropuertos y demás.

Pero, ¿en qué debemos reparar a la hora de elegir nuestro crucero? En primer lugar, y una vez que hayas elegido tu destino, debes buscar el mejor crucero que se adapte a tu estilo. Los hay de lujo, barcos gigantescos con todo tipo de servicios, otros más pequeños y modestos, especiales para viajar con niños, para parejas de enamorados, solteros, etc… Y antes de salir estudia todas las características del barco y sus opciones de diversión en los cruceros online con Rumbo.es

La mayoría de cruceros tienen paquetes de ofertas con seis o nueve meses de antelación para que lo puedas reservar con tiempo. También puedes ir un poco al límite y reservar las últimas dos semanas, momento en el que bajan más los precios para vender los últimos pasajes que les quedan. En este último apartado ya te puedes imaginar que no vas a poder elegir el camarote que desees, algo importante si sufres de mareos.

En cuanto a las visitas y excursiones lo mejor es que las reserves tú mismo al llegar al puerto de destino. Son más baratas y, en ocasiones, mucho mejores que las que proponen desde el barco. No te preocupes por el tiempo, ya que al llegar a vuestro destino seguro que muchos guías locales se te acercan para ofrecerte su propuesta. Comprobarás que son más económicas que las del propio crucero.

A la hora de hacer un presupuesto de lo que te va a salir el crucero ten en cuenta que dentro del barco hay una serie de gastos con los que tal vez no cuentas antes de embarcarte. Por ejemplo las propinas a la tripulación, las excursiones que contrates, las bebidas (si eliges un crucero en el que están incluidas las bebidas, mucho mejor), wifi y otros servicios por los que te cobran. Antes de elegir crucero estudia bien lo que viene incluido en el precio y lo que no.

Por último te recomiendo que elijas un barco grande, nuevo o que haya sido reformado en los últimos diez años. Estos cruceros tendrán más comodidades y servicios y su tecnología será mucho mejor, especialmente los estabilizadores que nos ayudarán a no marearnos.

Foto Vía Hanna Stables

 

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar