Centro histórico de Santa Cruz de Tenerife

Centro histórico de Santa Cruz de Tenerife 1

 

Si estamos en uno de los hoteles en Tenerife o tienes pensado ir las próximas vacaciones (por ejemplo en Semana Santa), siempre reivindicamos que pese a disfrutar del sol y la playa, la isla de Tenerife en particular y las Islas Canarias en general, poseen atractivos más allá. Sus atractivos culturales y arquitectónicos nos pueden completar unas vacaciones que creíamos que serían más monótonas y nos permiten conocer la esencia de la o las islas de forma más verdadera.

Así, uno de los lugares que podemos visitar es el Centro Histórico de Santa Cruz de Tenerife, ubicado en Santa Cruz-La Laguna. Recordemos que Santa Cruz es la capital de la isla, donde su casco histórico se ubica en la zona más cercana a la mar, justo al lado del puerto comercial más importante de la isla.

Entre calles llenas de moda y artesanía, restaurantes de todo tipo y un buen ambiente, nos encontraremos diversos edificios que dan cuenta de la historia de la ciudad y de la isla. Un buen ejemplo de esto puede ser la iglesia de la Concepción, edificio religioso que se levantó por primera vez en el año 1500 y que tuvo que ser reconstruida en el año 1653. Como en la mayoría de los pueblos españoles, la vida ciudadana giraba en torno a la iglesia hasta la construcción, en la segunda mitad del siglo XIX del puerto de la ciudad de San Cristobal de La Laguna.

Siguiendo con la arquitectura religiosa, también podemos recomendar la iglesia de San Francisco, y si lo nuestro es el urbanismo o los lugares civiles, podemos visitar las diversas plazas y mercados de Santa Cruz. No nos podemos ir del centro si conocer la plaza Príncipe de Asturias y la plaza de La Candelaria ni sin comprar algo en el mercado de Nuestra Señora de África.

Un buen lugar para salir a dar un paseo e incluso de fiesta por la noche es la céntrica calle de La Norio, el cual acoge un acogedor ambiente nocturno gracias a una serie de casas tradicionales reconvertidas en bares y tascas.

En fin, un centro histórico tranquilo, sin demasiado edificio rimbombante pero atractivo por su humildad e historia.

Foto Vía: cup of cofee