Catoira: vikingos y colinas

Catoira: vikingos y colinas 1

La localidad de Catoira, a tan sólo 30 kilómetros de Santiago de Compostela y situado en medio del camino que conduce a aquella ciudad, celebra todo 6 de agosto una curiosa fiesta: una romería vikinga. El primer domingo de todos los agostos, las calles y el paseo marítimo del pueblo de Catoira se inundan de vikingos entregados a los placeres el vino, una divertida fiesta que año tras año acoge cada vez a más personas y está declarado como de Interés Turístico Nacional.

Al lado de la desembocadura del río Ulla, los lugareños e invitados escenifican los asaltos vikingos y normandos a las torres del Oeste, fortaleza medieval que sellaba el acceso directo por mar a los tesoros de la capital, de Jacobusland, es decir, de Compostela tal como la denominaban los vikingos.

Desde primera hora de la mañana, gaitas y tambores tradicionales suenan y la gente se arremolina en y entre los puestos del imaginativo mercado medieval en lo que en su día fue el recinto del castillo. El objetivo es degustar los vinos de la tierra, mejillones y pulpo. Ya al mediodía, sobre la una de la tarde suele comenzar la refriega entre los asaltadores y defensores, que termina con los invasores llenos de vino, choque de espadas y un ensordecedor griterío. Desde 1994 en este acontecimiento participa una vistosa nave que imita a los utilizados por los nórdicos en sus incursiones y realizado con la ayuda de la ciudad danesa de Frederikssund.

Si al día siguiente de esta tremenda fiesta nos quedan fuerzas, no haremos mal en caminar hasta el cercano monte Mesón de Ábalo y a la laguna de Pedras Miúdas, ideal recorrido para quitarse de encima todas las toxinas acumuladas el día anterior. Durante el recorrido podremos disfrutar de hermosas vistas panorámicas de la ría y varios molinos de viento de camino a su recuperación. Es interesante visitar también el muíño do Cura, uno de los pocos molinos de marea que quedan visitables en Galicia y que se sitúa en la desembocadura del río Catoira.

Así pues, si lo que nos gusta es la fiesta y la cultura, no podemos dejar de lado la cita que nos ofrece a principios de agosto, plena temporada estival, la magnífica localidad de Catoira.

Foto Vía: reservadecoches.com