Cancun: historia viva y paraíso tropical

Cancun: historia viva y paraíso tropical 1

La localidad de Cancun, en el caribe mexicano, ha presentado un tremendo desarrollo turístico en los últimos 30 años. De ser un simple punto de la costa del estado de Quintana Roo, con un evidente encanto natural por explotar, ha pasado en un corto espacio de tiempo a convertirse en un centro vacacional de referencia internacional, gracias fundamentalmente a sus playas de fina arena blanca, sus transparentes aguas y un clima que la hace apetecible prácticamente en cualquier época del año

Hoy en día, un viaje a Cancun se convierte en una experiencia que difícilmente podremos olvidar, por su maravillosa conjunción de relax al más puro estilo tropical y la cultura e historia que la rodean, con zonas arqueológicas de los mayas por doquier y un sinfín de actividades de ocio, náuticas, deportivas y de disfrute de la naturaleza, con unas infraestructuras de primer nivel, cuidadosamente realizadas para que nuestras vacaciones resulten un completo éxito.

La mayor parte de los hoteles de Cancun se sitúan en un frente marítimo de unos 20 km, sobre una estrecha franja de tierra delimitada por la Bahía de Mujeres, el Mar Caribe y la laguna Nichupté, en un área de unos 50.000 km² en que el agua y la selva se confunden en un despliegue de vegetación exuberante, aguas cristalinas y llenas de vida, verdaderamente atractivo para cualquier amante del mar, sobre todo los aficionados al submarinismo.

Además, a corta distancia de las zonas residenciales turísticas, podemos disfrutar de atracciones arqueológicas prehispánicas de gran interés, como las ciudades maya de Kohunlich, con más de doscientos edificios; la amurallada Tulum; o Coba, una de las más grandes del área. También encontraremos algunos vestigios del periodo colonial, como la iglesia de Tihosuco, del siglo XVII, la iglesia de Sacalá, el Templo de Nuestra Señora de la Candelaria, el templo de la Santa Cruz de Saban o el Fuerte de San Felipe.

Foto: Jeremy Hetzel