Calle Marqués de Campo en Denia

Calle Marqués de Campo en Denia 1

Denia es interminable. Sus playas, calas y atractivos culturales e históricos no acaban nunca. Si pensamos en Denia para este verano, aquí encontraremos una gran variedad de oportunidades turísticas.

Hoy hablaremos de la Calle Marqués de Campo de Denia, la calle principal de la ciudad. Si paseamos por ella, hoy día nos encontraremos con una gran cantidad de bancos, cafeterías, comercios y restaurantes, una calle principal como en una ciudad cualquiera. Es más, veremos que durante los fines de semana la calle se cierra al tráfico para que lugareños y turistas podamos disfrutar de esta hermosa calle enmarcada por plataneros. Aquí nos encontraremos también con parte de los eventos que se realizan en la ciudad, desde la «entrà» de los «bous a la mar» hasta el desfile de los moros y cristianos. También se la conoce como Calle Campos.

No obstante, esta hermosa calle también esconde un interés histórico increible. La razón de ello es que es una de las arterias urbanas que más ha marcado la historia de la ciudad, sobre todo en la época de finales del siglo XIX y principios del XX. Es el ensanche extramuros, es decir, la zona principal de la ciudad una vez se derrocaron las murallas.

Aquí se sitúo el mítico Teatro Principal, levantado en el año 1869 y por desgracia hoy ya desaparecido. La calle se desarrolló en dos fases, a saber, primero en 1880 se iniciaron las primeras obras y diez años más tarde se inaugura el conocido Hotel El Comercio, que consolidaría el primer tramo entre las calles de Carlos Sentí y Diana. Aquí podremos ver los mejores ejemplos de vivienda de la época, es decir, hogares homogéneos y con unidad.

La segunda parte de su construcción se abrió hacia el mar, aunque quedo paralizada debido a que existían 3 almacenes que le barrieron el paso. Ello llevó que hasta el año 1917 no se pudiera producir la apertura al mar.

Además del Hotel Comercio, hoy convertida en restaurante, y su fachada, hermosa y chapada con azulajes originarios de Portugal con motivos geométricos y policromía, hay que fijarse también en el número 7 de la calle. Este edificio hace esquina con el número 11 de la calle Diana, y se levanta como bello ejemplo, en excelente estado de conservación, de construcción de finales del XX aunque con remodelaciones posteriores. Fue construido entre 1873 y 1900.

Foto Vía: Espencat