Bugibba, viaje romántico en Malta

Bugibba, viaje romántico en Malta 1

Me sorprendió la gran cantidad de pueblos históricos y pintorescos que salpican la isla de Malta. Sus paisajes naturales y el tesoro de algunos de sus edificios son como pequeñas joyas imborrables en el recuerdo. Apenas a quince kilómetros al norte de La Valeta, la capital maltesa, se halla Bugibba, uno de estos espacios soñados que quiero compartir con vosotros.

No se tarda mucho en llegar, después de aterrizar con nuestros vuelos baratos en La Valetta. Bugibba es un pueblo muy turístico. Lo notas al llegar, cuando te reciben gran cantidad de hoteles y balnearios a las afueras. Las vistas que ofrecen a la costa, la isla de San Pablo y el paseo marítimo dejarían encantados a cualquiera. Para una escapada romántica en Malta, no creo que haya nada mejor ni más idílico que Bugibba.

A lo largo de la hermosa Bahía de San Pablo que rodea Bugibba hay un buen número de playas de aguas cristalinas. Ghadira y Ghajn Tuffieha son posiblemente las más conocidas y concurridas, aunque más bien son playas para tomar el sol y bucear un poco, ya que son bastante rocosas para darse un chapuzón.

A mí no me importó demasiado, ya que soy más bien de pasear por el paseo marítimo, descansar al sol o sentarme en la terraza de alguno de sus restaurantes a degustar las delicatessen locales. Especialmente os recomiendo sus pescados frescos y sus mariscos. Porque Bugibba es un pueblo animadísimo, especialmente en verano. Lo turístico se mezcla con el ambiente de bares, pubs, discotecas y salas de fiesta. La noche en Bugibba es especial y fascinante.

El tremendo bullicio del verano se silencia poco a poco a medida que llegan el otoño y el invierno. Tal vez sea septiembre y octubre la mejor época para veniros a Bugibba, cuando la horda de turistas ha huído del pueblo. La calma de los atardeceres junto a la Bahía de San Pablo, frente a la isla en la que, según cuenta la leyenda, naufragó San Pablo en su viaje a Roma, no tiene precio.

Hay muy buenos hoteles en Bugibba, tanto en el centro del pueblo como a las afueras, que disponen de todas las comodidades necesarias. Muchos de ellos cuentan con balnearios para hacer vuestra estancia mucho más placentera. Si queréis sentir el sabor nostálgico y romántico de Malta, escaparos a Bugibba, un lugar con encanto que os enamorará perdidamente.

Foto Vía Beatiful Malta