Bodega Marqués de Riscal, la ciudad del vino.

Bodega Marqués de Riscal, la ciudad del vino. 1

La Ciudad del Vino, situada en Elciego, Álava (norte de España), es un complejo compuesto por la antigua bodega de Marqués de Riscal (1858), la más antigua de Rioja, así como un nuevo edificio diseñado por el arquitecto canadiense, Frank O. Gehry, y que acoge un hotel, un SPA de vinoterapia, un exclusivo restaurante, así como un centro de reuniones y convenciones.
Sin duda, la Ciudad del Vino es un château del siglo XXI en el que disfrutar de las diferentes experiencias que ofrece el vino, un mundo lleno de sensaciones vivas.

El hotel, supone 3.200 m2 del total de la superficie del complejo repartido en 43 habitaciones decoradas a todo lujo con todas las comodidades que uno puede esperar en un hotel de esta categoría.

Bodega Marqués de Riscal, la ciudad del vino. 2

El restaurante por su parte no es menos espectacular. La cocina es asesorada por el prestigioso chef, Francis Paniego, del conocido Restaurante Echaurren y primer chef riojano galardonado con una estrella Michelín. Los paladares más exigentes saldrán satisfechos de este restaurante.

Bodega Marqués de Riscal, la ciudad del vino. 3

Así mismo, el complejo dispone de un centro de convenciones que ocupa 1200 m2 y está diseñado para acoger todo tipo de reuniones de empresa, ya que está equipado de salas de reuniones, proyectores y todo tipo de materiales para celebrar grandes actos.

Por último, el complejo Marqués de riscal dispone de un SPA de vinoterapia operado por Cauladie, pioneros en este tipo de tratamientos. El SPA de vinoterapia del Hotel Marqués de Riscal, The Luxury Collection es el primero de estas características que se inaugura en España, uniéndose a los ya presentes en Francia, Italia, Estados Unidos y Taiwán. Los visitantes a este SPA podrán disfrutar de las aguas termales ricas en minerales, con los extractos de la uva y el vino, ricos en polifenoles.

Bodega Marqués de Riscal, la ciudad del vino. 4

La Ciudad del vino es sin duda un lugar prefecto para pasar un fin de semana romántico o simplemente un lugar perfecto para descansar con todas las comodidades del mundo.