Birmingham, capital de la joyería

Birmingham, capital de la joyería 1

 

Hoy día, Europa no tiene límites ni fronteras y ello se ve reflejado en el turismo. Ya no se viaja tan sólo a las capitales de los estados sino que los billetes de bajo coste nos hacen llegar a ciudades que, en principio, no tienen por que tener un atractivo turístico bien definido. Este es quizás el caso de Birmingham, ciudad inglesa que no se parece en las primeras líneas de turismo.

No obstante, como todo pueblo o ciudad, Birmingham también tiene cosas que ver. Sin duda la atracción principal de Birmingham es el Museo de la Joyería de Birmingham. Este recorrido puede hacerse en un único tour con el que podremos conseguir entender más de 200 años de historia de la joyería, un negocio que pese a lo elitista que es, siempre tiene su tirada. Podremos apreciar el arte de la joyería y las habilidades de artesano de antiguos joyeros, los cuales hicieron de Birminham el centro nacional de la industria de la joyería británica.

De hecho, hay que decir que el trabajo de dichos artesanos ha cambiado muy poco desde inicios del seiglo XX, desde cuando la familia Smith y Pepper han sido la vanguardia de la joyería inglesa.

El tour que podremos realizar por la joyería inglesa en los dos 200 últimos años nos muestra el trabajo y técnicas que se usaban y realizadas, podremos conocer quién los hacía, cuándo, cómo y por qué. De hecho, casi toda la joyería que se ha hecho en la Gran Bretaña se ha producido en los talleres joyeros de Birmingham.

Otro de los atractivos turísticos que tienen que ver con la joyería son las más de 100 tiendas de joyería que posee el lugar, un auténtico epicentro de la industria de la joyería y también de la compraventa, donde muchos cazadores de negocio y amantes de la joyería peregrinan hasta aquí para ver y comprar creaciones especiales.

En fin, un lugar escondido pero a la vez muy interesante si nos interesan las piedras preciosas. Si tenemos dinero y conocemos el mundillo, un viaje a Birmingham nos puede servir para comprar aquello especial que siempre habíamos buscado.

Foto Vía: Llorllo