Bielorrusia, la desconocida del este

Bielorrusia, la desconocida del este 1

 

Uno de los países del este más desconocidos y que aún no es uno de los destinos emergentes del continente es Bielorrusia. No obstante, si buscamos un poco, no es difícil encontrar vuelos de bajo coste con destino a Minsk, su capital.

Bielorrusia, que antiguamente se llamaba Rusia Blanca, es una inmensa llanura baja. Como ejemplo podemos decir que su altura máxima llega a los 300 m. Podemos decir que paisajísticamente, el país se divide en tres regiones, a saber, la meseta boscosa central, un norte lleno de lagos y un sur donde el atractivo principal se encuentra en los Pantanos de Prypett.

El principal atractivo turístico de Bielorrusia es su arquitectura de estilo «estaliniana». Además, es un destino preferente para todos aquellos amantes de la pesca, ya que el país cuenta con miles de lagos y ríos ideales para disfrutar de la pesca. Si vamos a Bielorrusia, no podemos olvidar de visitar el bosque primigenio de la Belavezhskaya Pushcha, algo así como un fósil de lo que fue algún día Europa.

Minsk, su capital, tampoco se puede dejar de lado, donde sus atractivos principales son la avenida principal (Skakiny prospect), la iglesia polonesa de San Simón, la Catedral de San-Dukhavki, la Plaza de la Independencia y cómo no, su Casco Viejo. Por otro lado, también es interesante hacer una incursión en el barrio al este del río Svislach.

Otra de las ciudades más interesantes es Grodno, donde la Catedral Farny y otras edificaciones religiosas le dan un toque diferente al lugar. No en vano, aquí se ubica el Museo de Historia de las Religiones. Además, posee un Antiguo Castillo (Stari Zamak) y un Castillo Nuevo (Novi Zamak).

Por último, Brest es de esas ciudades que si tenemos tiempo, podemos visitar. La fortaleza de Brest, junto con la iglesia de San Nicolás y las ruinas de la guerra, hoy convertidas en monumento conmemorativo, son sus atracciones principales.

Foto Vía:seisdrum