Benicàssim: playa, música y mucho más

Benicàssim: playa, música y mucho más 1

Benicàssim se ha convertido en una de las localidades costeras españolas más conocidas internacionalmente, y no sólo por su clima y sus estupendas playas, sino también por su reconocido festival de música independiente, el FIB, que cada año reúne a miles de personas en un ambiente ideal para la fiesta y para el disfrute de jóvenes y no tan jóvenes. Este año, el evento se celebrará del 12 al 15 de julio, y ha conseguido reunir un cartel en el que figuran, entre otros, Florence & The Machine, Bob Dylan, The Stone Roses, Noel Gallagher, Buzzcocks o New Order.

Como siempre, la zona de acampada del festival, los hoteles de Benicàssim y alrededores, y sus campings y hostales se llenarán de seguidores entusiastas de estos y otros muchos músicos y, naturalmente, también aprovecharán para disfrutar de las playas de Voramar, L’Almadrava, Torre Sant Vicent, Els Terrers y Heliópolis. No obstante, para los que no tengamos la oportunidad de visitar Benicàssim en las fechas del festival, la ciudad también ofrece otros atractivos durante el verano y prácticamente todo el año.

Por ejemplo, en el llamado Desierto de las Palmas encontraremos 3.200 hectáreas de naturaleza protegida, rica en especies vegetales, manantiales e interesantes rutas de senderismo en un entorno típicamente mediterráneo. También podemos practicar la equitación, la bicicleta de montaña, visitar su Centro de Interpretación «La Bartola», en el que encontraremos toda la información necesaria para disfrutar del paraje, e incluso el nuevo y el antiguo Monasterio que da nombre a la zona.

Otra interesante actividad la encontramos en la Via Verde, una ruta litoral ciclista que une Benicàssim y Orpesa, con un total de 11 km (ida y vuelta) que se pueden hacer en 1 h 30′ con paradas. La ruta nos lleva a través de túneles y un bello acantilado sobre el mar, con zona de descanso y mirador.

Foto: Siemar