Bastoña, la ciudad de la Batalla de las Ardenas

Bastoña, la ciudad de la Batalla de las Ardenas 1


Bélgica es un país desconocido pero interesante, destino de muchos vuelos de bajo coste y una zona desconocida para el habitual turista europeo, que prefiere las ciudades antes que las zonas de campo. Y Bélgica es mayoritariamente una zona de campo y ciudades pequeñas. Hoy invitamos a pasar un día en Bastogne o Bastoña, denominada también como la ciudad de la memoria.

Se trata de una ciudad ubicada en Valonia, en el cruce de los caminos que van a la cuenca del Rin del Mosa, un lugar de paso dónde los haya, utilizado desde siempre por poblaciones nómadas y más tarde los romanos. Durante la Edad Media, el lugar se convirtió en una de las tantas ciudades fortificadas, con murallas que poseían quince torres y de las que hoy podemos ver tan sólo una, a saber, la Puerta de Trèves.

De la época también es el edificio de arquitectura religiosa más importante de la ciudad, a saber, la Iglesia de Saint-Pierre, levantada originariamente en el siglo XII y de la hoy aún podemos disfrutar su campanario románico. No podemos dejar de pasar al interior, que se reconstruyó en el siglo XV.

No obstante, de la historia más famosa y orgullosa para los habitantes de la zona es que Bastoña es la ciudad de la memoria, de la resistencia a la ofensiva de Von Rudstedt, la cual es recordada como la Batalla de las Ardenas. Esta batalla se puede recordar realizando diversos recorridos que se encuentran en los alrededores.

En cuanto a los Museos, hay un claro monopolio de muestras dedicadas a este episodio, y es que en la plaza principal podemos ver el Tanque Sherman y el monumento al general McAuliffe, que nos recuerdan una vez más la resistencia a la invasión. Así, en toda la ciudad nos encontraremos con recordatorios al episodio y especialmente recomendable es el Bosque de la Paz.

En la colina de Mardasson, a tan sólo 3 kilómetros de la ciudad, podemos ver el Bastogne Historical Center, donde podremos ver varios y objetos y, cómo no, un documental sobre la batalla. Cerca se encuentra también un monumento conmemorativo llamado el Memorial Le Mardasson, una gran construcción que forma una estrella de cinco puntas que rinde honor al ejército estadounidense por parte del pueblo belga.

Un lugar muy marcado por este episodio histórico que desgraciadamente deja de lado otras bellezas que podemos encontrar tanto en la ciudad como en sus alrededores. Aún así, si pasamos por al lado puede ser un buen sitio para pasar el día.

Foto Vía: c_stalans