Baños, paraíso natural en Ecuador

Baños, paraíso natural en Ecuador 1

Apenas a dos horas en coche al sureste de Quito se encuentra la ciudad de Baños, uno de los mejores rincones en los Andes y Ecuador tanto para hacer senderismo como para practicar deportes de aventura. Muchos son los que dicen que no hay mucho que ver en Baños, pero la belleza natural de sus alrededores es increíble.

Baños es ideal para hacer senderismo y montar en bicicleta de montaña. Hay varias rutas que se pueden hacer desde el centro del pueblo, aunque la ruta más popular es la Ruta de las Cascadas, una ruta que dura algo más de una hora y en la que se pueden ver hasta cuatro cascadas, siendo la del Pailón del Diablo la más grande y espectacular.

Desde el aparcamiento hasta la ruta de las cascadas hay una caminata de unos diez minutos. Para bajar hasta las cascadas hay que recorrer una ruta llena de naturaleza en la que, a medida que vamos caminando, se va escuchando la fuerza de la catarata. Al llegar al Pailón del Diablo el espectáculo es fascinante.

El rugido del agua apenas nos deja escuchar a las personas. Se puede observar la cascada desde arriba, o bien bajar unas escaleras hasta un mirador que casi está a los pies de la catarata. También podéis apreciarla desde un puente colgante, frente a la cascada. El agua corre vigorosa bajo vuestros pies.

Alrededor de esta zona se pueden hacer deportes y actividades de todo tipo, como puenting, parapente, bicicleta de montaña, senderismo, rafting, paseos a caballo y demás…

Pero además de la Ruta de las Cascadas, Baños tiene otro grandísimo atractivo que es el Volcán Tungurahua. La visión del volcán durante el día es fascinante. Del cráter surgen nubes de humo que se ven fácilmente desde el pueblo. Sin embargo, lo mejor es hacer una excursión de noche hasta la cima del volcán.

Hay agencias en Baños que nos llevan hasta casi la altura del cráter. Desde la parte superior de la montaña tendremos unas vistas magníficas de las luces de Baños. Nos subirán en una chiva, un antiguo autobús a través de una carretera de tierra. Una vez arriba los guías nos irán explicando de lo que vemos.

Si tenemos suerte el volcán rugirá y escupirá lava. Durante la noche el espectáculo es apasionante. Lo que sí que escucharéis serán los tumultos del volcán, que hace temblar incluso la tierra.

No perdáis la oportunidad de acercaros hasta Baños, uno de los destinos más espectaculares de Ecuador y los Andes.

Foto Vía Banios