Arquitectura religiosa en Alicante

Arquitectura religiosa en Alicante 1

 

Alicante es una de esas ciudades españolas que no están en primera línea de turismo. No obstante, no es para nada una ciudad despreciable y posee en sus calles y rincones rincones de sumo interés. Si estamos en uno de los hoteles en Alicante, ya sea de paso o de vacaciones, no podemos dejar de dar una vuelta por sus calles, donde encontraremos, entre otras cosas una bonita arquitectura religiosa.

Ejemplo de esta arquitectura es la Basílica de Santa María, la más antigua y seguramente la más sobria. Su edificio original se levantó en el siglo XIV sobre la mezquita más importante de la ciudad. Su arquitectura es sencilla, con una sola nave y sin crucero con diversas capillas laterales entre contrafuertes. Hay que decir que el edificio original se quemó en el siglo XV, por lo que se tuvo que reconstruir dándole una fachada barroca. Lo que acaba de dar estructura e imagen a su fachada son las dos torres, muy sobrias.

No obstante, lo que más llama la atención de su fachada es la imagen de la Virgen hecha por el escultor Juan Bautista Borja, mientras que en el interior podremos observar un altar mayor del estilo rococó del siglo XVIII. Otros elementos de interés en su interior son una enorme pila bautismal y un órgano que posee casi cuatrocientos años.

Otro de los edificios singulares de la arquitectura religiosa alicantina es la Concatedral de San Nicolás, empezado a construir el año 1600 sobre una construcción anterior. Posee un bonito estilo renacentista y se ubica en pleno centro de Alicante. Posee una planta de cruz latina donde podemos destacar un claustro del siglo XV y una hermosas cúpula azul de nada menos que 45 metros de altura. Debajo de la cúpula podemos ver la Capilla de la Comunión, no en vano considerada una de las más hermosas muestras del barroco en España. El interior del templo fue recientemente restaurado.

En fin, una arquitectura religiosa que se completa con otros monumentos como el Monasterio de la Santa Faz y que son motivo, junto a otros edificios civiles, de dar una vuelta por el centro de la ciudad.

Foto Vía: Joanbanjo