Aquarium en París

Aquarium en París 1

París es París, una ciudad inigualable en lo que a turismo, cultura e historia se refiere. Lo que no encontremos en París es que seguramente no exista. Así, en cuanto al alojamiento, podremos realizar una selección de hoteles en París para todos los gustos, para cualquier estilo y tipo de alojamiento, mirando el precio o mirando la estética.

Pero volviendo a lo que decíamos, en París se puede encontrar cualquier cosa y quizás esa sea una de las cosas que más turistas atrae, y es que en la capital francesa podremos hacer lo que realmente queramos. Por ejemplo, quien ubique París en un mapa se dará perfecta cuenta de que se encuentra en pleno corazón de Francia, quizás un poco hacia el norte pero en pleno centro, es decir, no tiene mar a cientos de kilómetros a la redonda.

Pues bien, su ubicación geográfica no impide que París posea un acuario bien completo y en pleno centro. Sí, por extraño que parezca, París también tiene su rincón para los amantes de las peces y el mundo marino.

Ubicado en pleno centro turístico de la ciudad, en los Jardines de Trocadero, el acuario de París posee nada menos que un recorrido de 3500 metros cuadrados donde se ubican hasta 43 estanques con más de 10.000 peces y especies invertebradas. Hay hasta tiburones y salas de cine y animación.

El Cineaqua, así se llama, es un lugar perfecto para pasar la mañana o la tarde en familia. Además, también podremos participar en uno de los muchos talleres y espectáculos que se realizan en el recinto, ideal para conocer algo más del mundo marino y sus animales en un lugar que a priori nada tiene que ver con ese mundo.

Por cierto, si a la salida estamos con hambre, hay un restaurante tradicional japonés cerca que posee una de las vistas más extrañas y espectaculares de los restaurantes de París. No, no se trata de un paisaje o monumento sino que podemos comer viendo más de 600.000 litros de agua del acuario.

En fin, un lugar extraño para ubicarlo geográficamente pero interesante para realizar actividades en familia.

Foto Vía: Arnaud