Alpes austriacos

Alpes austriacos 1

Los Alpes son un destino poco tradicional pero increíblemente atractivos para todos aquellos que buscan la montaña en sus vacaciones. Además, al ser centro de fronteras de varios países, la misma cadena montañosa tiene sus propias particularidades en un conjunto poco homogéneo de culturas y formas de sentir la montaña. Hoy hablaremos precisamente de una de las zonas menos conocidas de los Alpes, los Alpes austríacos.

Podemos comenzar su visita por Zell Am See, el destino alpino más importante de Austria y la puerta de acceso por su lado norte hacia el Parque Nacional de Hohe Tauern. Es un destino para todas las épocas del año, pues si bien en invierno sus estaciones de esquí son de los más solicitados, en verano el lugar se convierte en un paraje idóneo de relajación, tanto por las panorámicas como por sus actividades deportivas. Entre las excursiones más atractivas se halla el ascenso en teleférico hasta el pico Schmittenhöbe, con sus espléndidas vistas así como al grlaciar Kitzsteinhorn.

Dentro del comentado parque nacional, podemos visitar las típicas aldeas alpinas de Austria. Podemos ir a visitar Heiligenblut, pueblo que además de contar con la infraestructura necesaria para la práctica del deporte rey en la zona, el esquí, posee bellos vestigios medievales y una iglesia que sigue en pie tras más de 500 años.

Otro pueblo que podemos visitar es el de Obermauern, en el valle de Felberntauern y que se extiende hacia el sudoeste del parque. Destaca por sus equipamientos turísticos y una belleza poco comparable. Es la villa ideal para unas vacaciones de alternancia entre el descanso y el deporte.

Por otro lado, podemos ir también al mayor campo de hielo del Parque Nacional Hohe Tauern, es decir, al glaciar Pasterze. Situado en medio del parque, cada año se acercan a él cientos de viajeros que quieren caminar por su gran lengua de hielo que posee más de diez kilómetros de longitud.

Por último, no podemos dejar la zona sin visitar las cataratas de Krimml, magníficas cascadas con tres saltos de agua que conforman una caída de casi 400 metros. Se trata de una de las cascadas más altas de Europa y también una de las más caudalosas con sus mil litros por segundo.

Foto Vía: Michael ba