Acantilados y playas en Nerja

Acantilados y playas en Nerja 1

Nerja, situado en la provincia andaluza de Málaga y perteneciente a la Costa del Sol, es sobre todo famosa por su cueva y sus playas. Pues bien, si estamos en uno de los hoteles en Nerja y queremos salirnos un poco de la multitud, de lo que hace todo el mundo, podemos ir a pasear y descubrir nuevas playas y hermosos paisajes.

Podemos dirigirnos, por ejemplo, a la Cala Barranco de Maro, situado en la desembocadura del Barranco de Maro. A ella podemos acceder desde pasado el kilómetro 294 de la N-340 dirección Almería. Llegará un momento en el que bajaremos por un carril en el que no podremos seguir con un coche normal, por lo que si no tenemos un 4×4 podemos seguir caminando. Al llegar a un apero, es decir a una caseta de herramientas, el camino ya se convierte en senda, por lo que obligatoriamente tendremos que ir a pie, mejor para disfrutar del ambiente, rodeado de cañaveras y cultivos subtropicales. Si seguimos por la margen izquierda, llegaremos a una construcción desde donde parte una senda que nos conduce a uno de los rincones más recónditos y bonitos de Nerja, a una pequeña cala de cantos rodados.

Otra excursión que podemos hacer es el de la Playa de la Caleta, una playa arenosa de medianas dimensiones que se resguarda bajo los Acantilados y la Vega de Maro. Su hermosura natural le da cierto aspecto salvaje y se accede a ella entrando por el cruce de la Cueva de Nerja a Maro, atravesándolo y bajando luego por una carretera comarcal que discurre entre cultivos e invernaderos.

La Playa de Maro puede ser otra buena opción para alejarse de la muchedumbre, aunque en verano suele estar bastante frecuentada. Para llegar a ella lo haremos desde la carretera que nos conduce a la Playa de la Caleta, desde donde llegaremos a una plazoleta donde podremos dejar el coche. Desde aquí bajaremos a la playa y disfrutaremos de un merendero, con lo que podremos pasar todo el día allí sin problemas.

Una última recomendación de los alrededores de Nerja es la Playa Molino de Papel, nombre que se le da por las ruinas de lo que en su tiempo fue una fábrica de papel de tina. La playa es también amplia, arenosa y a su vez desembocadura del Río La Miel y el Arroyo de los Colmenarejos.

En fin, que no siempre se han de seguir los lugares indicados en las guías y donde todo el mundo tiene por destino, a veces, podemos disfrutar de lugares y rincones especiales que nos sorprenderán.

Foto Vía: Cayetano